Mundo

Nueva crisis diplomática entre EEUU y Turquía

Los presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.) y de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en una rueda de prensa conjunta en Washington.

10 de octubre de 2017 – Agencias.

Las ya tensas relaciones entre Estados Unidos y Turquía se han deteriorado aún más en esta última semana después de varios incidentes diplomáticos. Tras la detención el pasado miércoles de Metin Topuz, empleado en el Consulado de EEUU en Estambul, por presuntos lazos con el clérigo islamista Fethullah Gülen, Washington decidió este domingo suspender la emisión de visados a los ciudadanos turcos.

Respondiendo al pulso, el gobierno de Ankara tomó la misma decisión ayer y dejó de emitir visados a los estadounidenses desde sus respectivas legaciones diplomáticas en EEUU y aduanas. Las autoridades turcas no solo se han conformado con esta medida sino que además Ankara ha emitido una orden de detención para la segunda autoridad del Consulado estadounidense en Turquía, informó ayer el canal televisivo NTV.

La esposa y el hijo del empleado diplomático también están siendo investigados. La acusación se fundamenta en que la esposa del sospechoso ingresó en el pasado una importante cantidad de dinero en Bank Asya, un banco que era el buque insignia del imperio económico de la cofradía gülenista antes de ser intervenido en mayo de 2015.

El Ministerio turco de Exteriores citó ayer al encargado de negocios estadounidense, Philip Kosnet, según confirmaron fuentes oficiales a Efe, supuestamente para pedirle que Washington dé marcha atrás en la medida.

Por otra parte, el embajador estadounidense, John Bass, solicitó una reunión con el ministro turco de Justicia, Abdulhamit Gül, que le ha sido denegada, agregaron las mismas fuentes.

Las relaciones bilaterales entre EEUU y Turquía se han ido ensombreciendo por el apoyo estadounidense a los kurdos en Siria, así como por la negativa de Washington de extraditar a Turquía al líder político y religioso afincado en EEUU, acusado por Ankara de organizar la asonada golpista de 2016. Hay alrededor de una docena de ciudadanos con pasaporte estadounidense encarcelados en Turquía, acusadas de tener lazos con los presuntos encargados del fallido golpe militar-

La tensión entre EEUU y Turquía ante la suspensión de los visados entre ambos países se ha visto reflejada en los mercados de valores. La lira turca cayó ayer en un 2% frente al dólar y desde principios de septiembre, cuando registró sus máximos del año, perdió un 8%. El Banco Central de Turquía informó en un comunicado que sigue “de cerca” los acontecimientos y está preparado para intervenir, algo que suena poco alentador y más bien asusta a los mercados ya que la lira ha caído empicada en los últimos años por la inestabilidad política y los conflictos en la región.

Por otro lado, la Fiscalía turca ha condenado hasta 15 años de prisión a 11 trabajadores humanitarios, entre ellos los dos máximos responsables de Amnistía Internacional en Turquía, informó ayer el diario Hurriyet.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »