La nación

Nueva York ordena el cese de actividades de la Fundación Trump

Nueva York – Agencias.

El fiscal general de Nueva York, el demócrata Eric Schneiderman, ha notificado a Donald Trump que su fundación de caridad viola la ley debido a que carece de la documentación necesaria para solicitar donaciones, según informó ayer la oficina del fiscal general de Nueva York. El jefe del departamento de organizaciones de caridad del fiscal general, James Sheehan, fue el encargado de enviar «la notificación de violación» a la Fundación Donald Trump el viernes, según una copia del aviso proporcionada por la oficina de prensa del fiscal general, Eric Schneiderman.

El candidato republicano, Donald Trump, durante un acto de campaña en Virginia.

El candidato republicano, Donald Trump, durante un acto de campaña en Virginia.

Esta circunstancia, que en un principio puede ser una línea más que se añada a la lista de escándalos del candidato republicano, puede complicarse a largo plazo en caso de que el fiscal general de Nueva York ordene a alguno de sus fiscales que continúe con la investigación y presenten cargos.

De momento, Schneiderman, que cuenta con un largo historial de tensiones y enfrentamientos con el hombre de negocios, tiene pruebas de que la fundación se ha financiado durante el último año en Nueva York con donaciones sin haberse registrado correctamente de acuerdo con la ley estatal. Por ello, estas actividades serían ilegales, aunque de momento la oficina no ha notificado que representen ningún delito. En cambio, el jefe de asociaciones de caridad habría escrito en su notificación al hombre de negocios que «la Fundación Trump tiene que cesar de forma inmediata su actividad de participar en cualquier tarea de recaudación de fondos en Nueva York».

De esta forma, Trump recibe un nuevo golpe después de que el fdomingo «The New York Times» revelara que podría haber evitado pagar impuestos durante casi dos décadas. A la vez, resalta que Donald Trump, que utiliza su supuesto éxito en los negocios como garante de que va a solucionar los problemas de la economía estadounidense, presentase en 1995 más de 900 millones de dólares en pérdidas. Mientras, suscita dudas sobre la capacidad de gestión de Donald Trump debido a que en Estados Unidos el negocio de los casinos por lo que es conocido el candidato republicano suele dar bastantes beneficios.

En respuesta a estas revelaciones, Trump admitió ayer ser «un gran beneficiario» de las «injustas» leyes fiscales estadounidenses, pero prometió cambiarlas si gana las elecciones de noviembre. «La injusticia de las leyes fiscales es increíble, es algo de lo que he hablado durante mucho tiempo pese a haber sido uno de los grandes beneficiarios de esas leyes, pero ahora estoy trabajando para ti [para los ciudadanos], no para Trump», afirmó.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »