La nación

Obama responde: «Una violación es una violación, y es un delito»

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha arremetido este miércoles contra las declaraciones del candidato republicano al Senado por Indiana, Richard Mourdock, quien aseveró que, aún cuando es fruto de una violación, el embarazo obedece a la voluntad de Dios.

25 Octubre 12 – Agencias

“Sinceramente, no sé cómo pueden salir ahora con estas ideas. Déjeme hacer una afirmación simple: una violación es una violación, y es un delito”, ha dicho Obama, en una entrevista concedida el miércoles por la noche a Jay Leno en la NBC.

Además, ha aprovechado para marcar las diferencias políticas entre él y el candidato republicano a la Presidencia, Mitt Romney. “Esto es exactamente por lo que no queremos a un montón de políticos, mayoritariamente hombres, tomando decisiones sobre la salud de las mujeres”, ha indicado.

Esta es la segunda vez que la violación y el aborto centran la agenda temática de la campaña para las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre y en ambas ocasiones ha sido por comentarios de políticos republicanos.

El pasado verano, Romney ya tuvo que distanciarse de las declaraciones del candidato republicano al Senado por Missouri, Todd Akin, que habló de “violaciones legítimas”, aunque, de momento, no se ha desmarcado personalmente de las palabras de Mourdock. El equipo de campaña de Romney se ha limitado a difundir un comunicado en el que asegura que “el gobernador está en desacuerdo con Mourdock, por lo que “estos comentarios no reflejan la visión sobre este tema” del aspirante a la Casa Blanca, según la revista estadounidense ‘Politico’.

DONACION DE TRUMP

Asimismo, Obama se ha referido a la oferta del empresario inmobiliario Donald Trump de donar cinco millones de dólares (3,8 millones de euros) a la organización benéfica que él elija, si publica una serie de datos privados antes de los comicios. El multimillonario ha cuestionado insistentemente la nacionalidad de Obama, nacido en Hawai de ascendientes kenianos, apuntando a que podría no ser estadounidense, lo que le invalidaría para ocupar la Casa Blanca. “Todo esto se remonta a cuando estábamos creciendo juntos en Kenia. Ya sabes, teníamos constantes roces en el campo de fútbol. El no era muy bueno y está resentido”, ha bromeado el candidato demócrata.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »