Mundo

Obesidad infantil

La obesidad infantil es un trastorno cada vez más común alrededor del mundo. Se caracteriza por un exceso de grasa corporal en diferentes zonas del organismo y se presenta, específicamente, cuando el niño o niña tiene un peso superior al 20% del peso ideal para su edad, talla y sexo y se habla de obesidad mórbida cuando dicho porcentaje es igual o superior al 150%.

Es importante observar que la obesidad infantil puede causar en el niño, especialmente cuando asiste a la escuela, problemas en el campo psicológico como depresión, baja autoestima, inseguridad emocional por el sentimiento de rechazo y de censura de parte de los maestros, compañeros de clases, etc. El niño, para calmarse, puede intentar ingerir grandes porciones de alimentos.

Igualmente, la obesidad infantil propicia la aparición, cuando el niño o niña crezca y llegue a la edad adulta, de enfermedades como la diabetes, arteriosclerosis, infarto de miocardio, aumento en el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer, problemas articulares, etc.

Sus causas son diversas y pueden incluir:

– Predisposición genética
– Enfermedades endocrinas (de hormonas como la glándula tiroides)
– Tener hábitos alimentarios poco saludables: consumir alimentos de alto contenido en calorías en grandes cantidades, comer entre horas…
– Hacer poco o ningún ejercicio físico.

Remedios populares

Remedio para la obesidad infantil 1: Preparar ensaladas con brócoli. Este vegetal contiene muy pocas calorías y apenas un 1% de grasa, pero es rico en calcio, hierro, vitaminas y fibra, lo que ayuda al niño en su proceso de crecimiento y, a la vez, es un aliado a la hora de combatir la obesidad infantil.

Remedio para la obesidad infantil 2: Proporcionar al niño manzana, como un bocado muy saludable entre comidas, ya que sólo aporta 50 kcal y tiene un efecto de saciedad, además de las vitaminas y minerales que contiene.

Remedio para la obesidad infantil 3: Brindar mandarina, en jugos o como postre, al niño, ya que aporta vitamina C, ácido fólico, fibra y muy pocas calorías (37 por 100 gramos). Recientemente se ha descubierto que tiene una sustancia, la nobiletina, que previene la obesidad y protege contra la diabetes tipo 2 y la arteriosclerosis.

Recomendaciones generales

– Determinar el peso ideal estimado del niño: Para calcularlo, se debe multiplicar la edad en años por dos (2) más ocho (8). Si el niño tiene 5 años, por ejemplo, se multiplica 5×2+8=18. 18 kilos sería el peso ideal del niño.
– Explicar al niño, en un lenguaje sencillo, la importancia de tener una alimentación balanceada y una vida más activa.
– Fomentar en el niño la práctica de algún deporte.

Recomendaciones nutricionales

– Brindar al niño una dieta rica en proteínas, vegetales y frutas, y muy baja en frituras, embutidos, grasa animal, azúcar y en las harinas procesadas.
– Ofrecer abundante agua y jugos de frutas naturales.
– Evitar que el niño coma bocadillos a la hora de ver televisión.
– Solicitar al niño que coma lentamente.
– Controlar el tamaño de las raciones que se sirve en el plato.
– Involucrar a toda la familia en un plan de alimentación saludable.
– Procurar que el niño cene temprano, ya que el momento de dormir es para reparar el sistema nervioso y no para digerir una cena tardía.

Acudir al médico si después de todas estas recomendaciones, el niño continúa obeso. Puede ser necesario el establecimiento de un tratamiento psicológico.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »