Inmigración

Pago de impuestos no será un requisito para beneficiarse de alivio migratorio

19 de Diciembre de 2014 – Washington – EFE.

El pago de impuestos en el pasado no será un requisito para beneficiarse de los programas de alivio migratorio para indocumentados anunciados por el presidente Barack Obama el pasado noviembre, según informó hoy una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

dreamerHaber pagado impuestos en el pasado no será un requisito “para ser elegible”, dijo Ginette Magaña, portavoz del DHS.

Magaña aclaró también que los “requisitos específicos” para acceder a la ampliación del programa Acción Diferida (DACA) y a la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA) todavía no están finalizados.

No obstante, los indocumentados que se beneficien de esos programas y que tengan un trabajo tendrán que cumplir “con las leyes fiscales” del país y pagar los impuestos correspondientes, según la portavoz.

Ante la falta de acción en el Congreso para sacar adelante una reforma migratoria, Obama anunció el pasado 20 de noviembre varias medidas ejecutivas que se prevé que beneficien a unos 5 de los 11 millones de indocumentados que hay en el país.

La parte clave de esas iniciativas es la DAPA, que beneficiará a los indocumentados que tengan hijos que son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes, que demuestren que llevan en el país desde antes del 1º de enero de 2010 y carecen de antecedentes criminales.

Estos indocumentados evitarán la amenaza de la deportación por tres años y obtendrán un permiso de trabajo, pero también tendrán que someterse a una verificación de sus antecedentes y pagar una serie de tasas.

Por otro lado, se ampliará la DACA, un plan de 2012 para evitar la deportación de jóvenes que llegaron al país siendo niños.

DACA ha evitado la deportación de más de 580,000 jóvenes indocumentados, conocidos como “dreamers” (“soñadores”), desde agosto de 2012 y hasta ahora dos de los requisitos básicos eran ser menor de 31 años y haber entrado en el país antes del 15 de junio de 2007.

Con la ampliación, el programa beneficiará, a partir de ahora, a todos los jóvenes que llegaron al país antes de cumplir 16 años y con anterioridad al 1 de enero de 2010, con independencia de la edad que tengan actualmente.

Los indocumentados que soliciten antes de finales de 2015 estos alivios migratorios podrían ver regularizada su situación en 2016, según indicó recientemente el director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), León Rodríguez.

Rodríguez señaló, además, que el periodo para acogerse a estos programas no se abrirá hasta febrero, en el caso del DACA, y hasta mayo para aquellos que quieran solicitar el DAPA.

Esta semana, un juez federal de Pensilvania declaró inconstitucionales las medidas ejecutivas de Obama, como parte de una sentencia sobre un caso penal de un inmigrante hondureño acusado de conducir bajo los efectos del alcohol.

El magistrado Arthur Schwab justificó su pronunciamiento en que el acusado, Elionardo Juárez-Escobar, podría, a su juicio, beneficiarse de las medidas de Obama.

No obstante, al tratarse de un caso particular que no tiene relación directa con las acciones ejecutivas del presidente, los analistas consideran que esta decisión judicial no tendrá un impacto relevante.

Sí lo podría tener, en cambio, la demanda interpuesta por una coalición de más de 20 estados, liderada por Texas, contra las medidas ejecutivas de Obama.

El Senado, bajo control demócrata, aprobó en junio de 2013 un proyecto de ley bipartidista para una reforma migratoria respaldado por Obama que no ha sido sometido a voto en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

A partir de enero, en ambas cámaras serán mayoría los republicanos, tras su victoria en las elecciones legislativas del pasado 4 de noviembre.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »