Inmigración

Patrulla Fronteriza busca reducir el número de agentes que manejan tras beber

Tucson (AZ), 9 de Diciembre – EFE.

La Patrulla Fronteriza iniciará en enero próximo un programa de prevención para disminuir el número de agentes fronterizos detenidos por manejar bajo la influencia del alcohol (DUI).

Agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) patrullan la valla fronteriza en el sector de Tucson, Arizona. EFE/Archivo

Agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP) patrullan la valla fronteriza en el sector de Tucson, Arizona. EFE/Archivo

“Al igual que otras organizaciones hemos tenido problemas con el consumo de alcohol en relación con nuestros empleados, por lo que se decidió establecer un programa obligatorio que proporcionará a los agentes la información y las herramientas sobre la irresponsabilidad que significa manejar bajo la influencia (del alcohol)”, dijo hoy a Efe Nicole M. Ballistrea, vocero de la Patrulla Fronteriza Sector Tucson (Arizona).

De acuerdo a un informe interno de la agencia federal, cada semana se detienen a una media de casi dos agentes por manejar tras haber tomado bebidas alcohólicas.

“Este programa, que proporcionará información y ayuda, buscará disminuir el número de arrestos de DUI entre los agentes fronterizos, porque sabemos que inclusive un solo arresto es demasiado”, dijo Ballistrea.

Este programa nacional llevará el nombre de Michael V. Gallagher, un agente de la Patrulla Fronteriza Sector Tucson que murió en septiembre de 2010 en un accidente de tránsito después de que un conductor ebrio chocase con su vehículo mientras manejaba hacia el trabajo.

Ballistrea explicó que todos los agentes deberán tomar el curso, el cual tendrá dos objetivos: disminuir el número de arrestos de agentes manejando bajo la influencia del alcohol y demostrar el impacto personal y profesional que este arresto tiene en la vida de los agentes y sus familias.

Se explicará las efectos legales y morales de un DUI y los agentes tendrán la oportunidad de escuchar testimonios sobre las consecuencias de manejar en estas condiciones y las vidas que se ponen en peligro.

En el año fiscal 2013 que finalizó el pasado 30 de septiembre, el Sector Tucson de la Patrulla Fronteriza en el sur de Arizona registró diez casos de agentes fronterizos que fueron detenidos por manejar tras haber tomado bebidas alcohólicas.

Desde entonces y hasta la fecha, se han registrado otros cuatro arrestos.

Ballistrea resaltó que, a pesar de este número de arrestos, si se toma en cuenta el número de agentes el porcentaje de la fuerza laboral de esta agencia federal es muy reducido.

La Patrulla Fronteriza, una de las agencias federales más grandes del país, cuenta con unos 21.000 agentes, de los cuales 4.200 trabajan en el Sector Tucson, que cubre el 90 % de la frontera entre Arizona y Sonora (México).

“Aun así reconocemos que un solo arresto es inaceptable y por eso se están tomando las medidas necesarias para evitarlo”, enfatizó.

Por este motivo, el Gobierno federal busca combatir este problema de raíz no solo enfocándose en aquellos que ya han sido arrestados, sino también en la prevención.

“Estamos preocupados por el bienestar de nuestros agentes y queremos proporcionar toda la información y ayuda que necesiten en algún momento de la vida. Toda persona requiere de ayuda y queremos que nuestros agentes la tengan”, dijo.

La Patrulla Fronteriza proporcionará las herramientas que requieran los agentes, especialmente aquellos que sufren de estrés, debido al trabajo o por problemas familiares, que en algunas ocasiones son la causa que los lleva a recurrir al alcohol.

Los agentes que son detenidos por DUI enfrentan los mismos problemas legales que cualquier otro conductor, lo cual podría afectar seriamente su futuro dentro de la Patrulla Fronteriza.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »