La nación

Perfil: De ex militar a cabecilla del cartel más sanguinario

10 Octubre 12 – – Agencias

Heriberto Lazcano dejó la vida militar para convertirse, en pocos años, en líder de una de las organizaciones criminales más violentas de México: los Zetas. Considerado el segundo capo de la droga más buscado en el país, sólo después de Joaquín El Chapo Guzmán, nació en 1975 en Veracruz y se crió en una familia humilde en Apan, municipio de Hidalgo. A los 17 años se alistó en el Ejército. Después se incorporó al Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales, el grupo de élite de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). A finales de los noventa y tras siete años en la milicia, desertó tras ser reclutado por Osiel Cárdenas Guillén, el líder del cartel del Golfo, para formar parte de su escolta y como asesino a sueldo en el grupo de ex militares denominado el Grupo de los 14, que finalmente derivó en los Zetas, cuyo nombre tiene su origen en el color azul zeta del uniforme de los oficiales del Ejército mexicano. El Lazca edificó su vivienda cerca de la 18 Zona Militar de Hidalgo, donde se instruyó, base principal de operaciones de la Sedena en ese estado. La casa que alguna vez habitó Lazcano, ubicada en la calle Oyamel, en la colonia Tezontle, actualmente luce abandonada. Conocido también como el Z-3 por ser el tercero al mando en la estructura de los Zetas, asumió el liderazgo de la organización tras la muerte en 2002 de Arturo Guzmán Decena, El Z-1 y la captura de Rogelio González Pizaña, sus dos superiores. Aunque Cárdenas Guillén fue arrestado en 2003, la alianza entre el cartel del Golfo y los Zetas continuó hasta 2010, cuando ambos grupos rompieron. Entonces inició una cruenta lucha por el control del tráfico de cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana a EE UU, así como de secuestros de inmigrantes y extorsiones, piratería y lavado de dinero.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »