Alabama

Practicantes de la Universidad de Alabama prepararán a los prisioneros para su regreso a la libertad

Un proyecto piloto en el que lo estudiantes de práctica de trabajo social de la Universidad de Alabama visitarán a los prisioneros para prepararlos a volver a la libertad, es uno de los programas del Consejo de Reingreso del Norte de Alabama (North Alabama Reentry Council) que será discutido en una reunión, según informó el fiscal Joyce White Vance.

El Consejo se reunirá para discutir los programas que se han desarrollado para reducir la incidencia delictiva a través de el mejoramiento de los servicios de apoyo a ex-agresores que salen de prisión y que se están reintegrando a la sociedad, según lo que declaró Vance.

El Concejo estudiará cuáles son los obstáculos que impiden a una persona reintegrarse a la sociedad. Los aspectos que ha identificado esta organización para superar dichos obstáculos son: conseguir un trabajo, tener educación, vivienda, transporte y cobertura para salud mental. El Consejo ha desarrollado algunos programas piloto para subsanar algunas de estas necesidades.

Uno de esos programas es el que empezará a funcionar a partir del 13 de enero en el que practicantes de trabajo social de la Universidad de Alabama ayudar a los prisioneros de las cárceles del estado para que se preparen a volver a libertad, según las declaraciones de Vance. Otros proyectos se han registrado en el condado 31 federal Distrito Norte con recursos propios que estarán disponibles para jueces y agentes de libertad vigilada, se desarrollarán e implementarán estrategias de reinserción en el condado de Jefferson y el programa UAB hará la evaluación para aquellos ex-prisioneros que volverán al Condado de Jefferson inmediatamente después de haber salido de la cárcel.

El estado de Alabama libera más de 10,000 prisioneros cada año. En tres años, más de un tercio de los liberados fueron recapturados, según las estadísticas del Departamento de Correccionales de Alabama y de acuerdo con lo que declaró Vance.

“La mejor opción para romper con ese ciclo destructivo es diseñando programas colaborativos que le proporcionan a los ex-prisioneros con herramientas adecuadas que les permitan ser personas productivas, respetuosas de la ley, que protejan nuestras comunidades y que manejen eficientemente los recursos públicos”, declaró Vance y luego agregó que “reducir los nuevos crímenes cometidos por ex-prisioneros también supone un ahorro para nuestras comunidades”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »