Mundo

Primera reunión oficial de los talibanes con el Gobierno afgano

8 de Julio de 2015 – EFE.

El “primer encuentro oficial” entre una delegación de los talibanes y el Gobierno afgano, celebrado en Pakistán, supone el preámbulo de unas negociaciones de paz que buscan poner fin a trece años de guerra civil en Afganistán.”Esperamos que este encuentro abra el camino para las futuras conversaciones de paz, y ponga fin a la guerra y el derramamiento de sangre en Afganistán”, manifestó hoy a Efe un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores afgano, Ahmad Shakib Mustaghni.

La fuente destacó que “este es el primer encuentro oficial y cara a cara entre delegaciones autorizadas de los talibanes y miembros del Alto Consejo de Paz enviado por el Gobierno”, y remarcó que el Ejecutivo afgano apoya todas las decisiones tomadas en la reunión.

El encuentro entre los representantes de los dos grupos en la localidad paquistaní de Murree, a unos 60 kilómetros de la capital, Islamabad, comenzó en la tarde de ayer y se prolongó hasta la madrugada de hoy, informaron fuentes oficiales de Pakistán.

Fuerzas de seguridad afganas inspeccionan el lugar de un atentado, ayer, en Kabul.

Fuerzas de seguridad afganas inspeccionan el lugar de un atentado, ayer, en Kabul.

“Las delegaciones tenían el respaldo total de sus superiores, aunque algunas facciones talibanas se distanciaron de la reunión. (…) El encuentro se desarrolló en una atmósfera cordial y ambas partes acordaron proseguir las conversaciones”, dijo a Efe un portavoz del Ministerio de Exteriores paquistaní, Qazi Jalil Ulah.

El próximo encuentro entre las dos partes está previsto que se celebre cuando concluya el mes sagrado musulmán de Ramadán.

En la reunión, en la que estuvieron presentes observadores de los Gobiernos de Estados Unidos, China y Pakistán, los participantes “expresaron su deseo colectivo de llevar la paz a Afganistán”, según un comunicado del Ministerio de Exteriores paquistaní.

Para ello, las dos partes “intercambiaron diferentes puntos de vista sobre cómo llevar la paz y la reconciliación” al país asiático y acordaron que el proceso solo tendrá éxito si lo afrontan “con sinceridad y un compromiso total”, detalló la nota.

Un miembro del Alto Consejo de Paz afgano, Muhamad Amin Wiqad, destacó a Efe el “gran logro” que supone este encuentro después de los esfuerzos “infructuosos” durante los últimos trece años “por llevar a los talibanes a la mesa de negociación”.

“Toda guerra en este mundo tiene un final y espero que esta guerra contra los talibanes termine lo antes posible”, deseó Wiqad.

La guerra afgana, que ha causado unos 92.000 muertos, se halla en uno de los momentos más sangrientos casi catorce años después de la invasión de EE.UU. y caída de los talibanes, que aspiran a restaurar el régimen fundamentalista islámico que hubo entre 1996 y 2001.

Los talibanes no se han pronunciado sobre la reunión en Pakistán, con la excepción de un comunicado en el que, sin referirse a las negociaciones de paz, anunciaron que su “oficina política (con sede en el emirato de Catar) posee la total autoridad para entablar o concluir el diálogo con cualquier interlocutor afgano o extranjero”.

El presidente afgano, Ashraf Gani, adelantó ayer en su cuenta de Twitter el viaje de una delegación del Alto Consejo de Paz de Afganistán “para negociar con los talibanes”.

Aunque esta es la primera vez que el Gobierno afgano confirma su participación en negociaciones de paz, miembros del Alto Consejo de Paz reconocieron haberse reunido de manera “informal” con los insurgentes en Catar a principios de mayo.

En ese encuentro, los talibanes reclamaron una revisión de la Constitución, la apertura de una oficina insurgente y la salida de las tropas extranjeras del país asiático como condiciones para iniciar un diálogo que permita poner fin al conflicto afgano.

El Alto Consejo de Paz aseguró entonces que había comenzado a negociar con la ONU para que elimine de su lista negra a los talibanes que participen en el proceso de paz, una de las condiciones.

En 2013, una iniciativa de diálogo impulsada por Estados Unidos en Catar entre el Gobierno afgano del entonces presidente Hamid Karzai y los talibanes fracasó después de que los insurgentes abrieran su delegación oficial en el país árabe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »