Mundo

Problemas digestivos y de alcohol en las fiestas

Las fiestas de fin de año conllevan, por lo general, una serie de actividades y celebraciones que incluyen tanto una abundancia de comida como de bebida alcohólica.

Todo ello puede repercutir y hasta alterar nuestros hábitos y rutinas y, si no se toman las medidas adecuadas, puede también afectar nuestra salud.

Si queremos disfrutar con salud de esta hermosa época de fin de año sin problemas digestivos, estrés, etc., se recomienda lo siguiente:

-Remedios para los problemas digestivos

Al llegar el fin de año, queremos participar en una gran cantidad de reuniones con los amigos, con los del trabajo, la familia… siendo la característica principal de éstas la existencia de comidas copiosas, ricas en grasas y proteínas (entrantes, jamones, carnes y postres dulces).

Generalmente, para su elaboración, se seleccionan alimentos que no suelen formar parte de nuestra alimentación diaria, lo que causa un gran deseo de consumirlos.

Esta abundancia de alimentos puede originar problemas de reflujo e indigestión. Sin embargo, no todos estos trastornos gástricos que se registran en Navidad son producidos por el consumo excesivo de comida sino también por la intoxicación alimentaria. Esta dolencia sucede por una inadecuada manipulación y conservación de los alimentos, lo que facilita la proliferación de gérmenes que van a ser responsables de los síntomas digestivos.

Además, en condiciones de temperatura y humedad especiales, estos microorganismos se multiplican a gran velocidad pudiendo alcanzar la cifra de varios miles en pocas horas.

Remedio para la indigestión navideña o de fin de año 1: Hervir una taza de agua durante 5 minutos que contenga 2 cucharadas de polvo de canela. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar. Tomar 1 taza de esta infusión (bien caliente, pero sin quemar) después de una comida abundante.

Remedio para la indigestión navideña o de fin de año 2: Verter 2 cucharadas de manzanilla en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar una taza aún tibia después de una comida abundante.

 Recomendaciones para evitar las indigestiones por consumo excesivo de alimentos

– Planificar las comidas incluyendo primeros platos más ligeros (verduras, caldos, melón con jamón…) e incluir en los postres ricas variedades de fruta (piña, macedonia, mango…).

– Comer de todo con moderación y preferentemente despacio.

– Procurar, en los días que no sean festivos, comer más ligero, y que las hortalizas y las frutas sean el plato principal en la mesa.

– No olvidar hacer ejercicio en Navidad

Remedios para el consumo excesivo  de alcohol

Es importante observar que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas va ligado no sólo a alteraciones en el comportamiento, sino también al aumento de los accidentes de tráfico.

Por otro lado, muchas personas abusan en esta época del alcohol, pensando que beber tiene virtudes digestivas ante las comidas copiosas. Sin embargo, no están en lo correcto, ya que este es un potente irritante gástrico que favorece la aparición de úlceras pépticas y de reflujo gastroduodenal.

Remedio para el exceso de alcohol: Hervir, durante 5 minutos, 2 cucharadas de cardo mariano en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar 1 taza antes de una comida que incluya bebidas alcohólicas.

 Recomendaciones para evitar su consumo excesivo

– Realizar una ingesta responsable con el fin de reducir los efectos adversos del alcohol que pueden abarcar los ámbitos físico, psíquico y social.

– Procurar tener en la mesa, además de alcohol, agua, limonada, zumos, licuados, etc. de modo que su aspecto sea apetitoso (una jarra bonita y fresca).

Recuerde que las fiestas de fin de año son para disfrutar y no para sufrir. Hemos de buscar la sencillez y la naturalidad como la mejor forma de celebrar.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »