Mundo

Putin sentencia, junto a Trump, que «la Guerra Fría ha terminado»

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante su encuentro en Helsinki.

La capital finlandesa acoge el primer cara a cara oficial entre el presidente estadounidense Donald Trump y su homólogo ruso Vladimir Putin

16 de julio de 2018 – Washington – Agencias.

Tras la reunión mantenido hoy en Helsinki entree el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, éste último ha asegurado que “la Guerra Fría ha terminado” y ha incidido en la necesidad de que ambos países resuelvan juntos sus problemas.

Trump aseguró hoy que la relación de Estados Unidos con Rusia “ha cambiado” gracias a su cumbre de hoy con su homólogo ruso, Vladímir Putin, al asegurar que se han dado “los primeros pasos” dentro de un “largo proceso” para mejorar las relaciones bilaterales.

“Nuestra relación nunca ha sido peor que ahora, pero eso ha cambiado en las últimas cuatro horas, realmente lo creo”, dijo Trump en una conferencia de prensa junto a Putin al término de su primera cumbre formal en Helsinki.

El presidente estadounidense, Donald Trump, confió hoy en desarrollar una relación «extraordinaria» con su homólogo ruso, y evitó cualquier referencia a la presunta injerencia de Moscú en las elecciones estadounidenses. «Realmente creo que el mundo quiere que nos llevemos bien», le dijo Trump a Putin al comienzo de su primera cumbre formal, en Helsinki.

Donald Trump y Vladímir Putin llegaron hoy al Palacio Presidencial de Helsinki para celebrar su primera cumbre formal. Putin llegó al Palacio Presidencial sobre las 13.35 hora local (10.35 GMT), y subió las escalinatas acompañado del presidente finlandés, Sauli Niinistö.

Trump, que había retrasado su trayecto hacia el palacio aparentemente para no llegar antes que Putin, arribó hacia las 13.57 hora local (10.57 GMT), más de media hora después de la hora prevista de inicio de la cumbre.

«La relación con Rusia nunca había estado peor»

Trump dijo hoy que la relación de su país con Rusia «nunca ha estado peor» debido a la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016, horas antes de reunirse en Helsinki con su homólogo ruso, Vladímir Putin. «¡Nuestra relación con Rusia NUNCA ha estado peor debido a muchos años de tonterías y estupideces de Estados Unidos y ahora, la Caza de Brujas Amañada!», tuiteó Trump en referencia a la investigación que dirige el fiscal especial Robert Mueller sobre los posibles lazos entre Moscú y la campaña electoral del ahora mandatario.

El encuentro entre ambos mandatarios, que se espera dure 3 horas y culmine con una rueda de prensa, planteará con toda probabilidad varios asuntos cruciales sobre la mesa: el conflicto de Ucrania y anexión de Crimea, el desarme nuclear, los intereses comunes en Siria y Medio Oriente y la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Este último punto ha ganado un gran interés en días recientes, tras conocerse la imputación de los 12 agentes de inteligencia rusos como parte de la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller. El presidente estadounidense dijo que le preguntaría en persona al propio Putin, en previsión de su próxima cita, aunque ya adelantó en sus redes sociales que “los hechos tuvieron lugar durante la Administración de Obama, no durante Administración Trump. ¿Por qué no hicieron algo al respecto, especialmente cuando se sabe que el presidente Obama fue informado por el FBI en septiembre, antes de las elecciones?”, denunció Trump.

De entre los asuntos destacados en su próxima conversación, el que más probablemente pueda llegar a un acuerdo será Siria, según señalan la mayoría de los expertos, quienes afirman que Estados Unidos tiene intención de limitar la presencia militar iraní y planificar su futura retirada del conflicto. También apuntan a ganar un espacio en el cara a cara previsto entre ambos líderes el tema de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la renovación del tratado de Reducción de Armas Estratégicas.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, acompaña al presidente Donald Trump a la capital finlandesa para reunirse con el Ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y dialogar sobre varios asuntos de la agenda entre ambos países.

Después de las recientes visitas de Trump a Bélgica, Reino Unido y Escocia, ahora la capital de Finlandia acoge la que será la primera reunión oficial entre el líder estadounidense y su homólogo ruso. Trump afirmó a los medios antes de iniciar su viaje a Europa que este encuentro sería “el más fácil de todos” ellos. “Tengo a la OTAN, tengo al Reino Unido, que está con cierta agitación, y tengo a Putin. Francamente, Putin puede ser el más fácil de todos. ¿Quién lo pensaría”, comentó.

El encuentro entre ambos mandatarios se convertirá en su primer cara a cara oficial, aunque coincidieron en ocasiones anteriores mientras participaban en otras reuniones, como la del G20 en Hamburgo en julio de 2017 o la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico en Vietnam, en noviembre del año pasado.

Helsinki, capital mundial de la neutralidad

Desde el Gobierno finlandés, anfitrión del histórico encuentro, recuerdan que su país cuenta con una amplia tradición como mediador entre las dos grandes potencias. Finlandia, con 5,5 millones de habitantes, se ganó su fama de neutralidad en los años 90, siendo definida por expertos como uno de los países más democráticos del mundo, sin restricciones de participación política, violencia o terrorismo. Mantiene desde hace décadas, con prudencia, el equilibrio entre pertenecer a Occidente y tener buenas relaciones con su país vecino del este. Es, por ello, parte la Unión Europea y del euro, pero no de la OTAN.

El presidente del país finlandés, Suali Niiströ, afirma que “Finlandia ha defendido de forma coherente el diálogo en las relaciones internacionales. La reunión de los presidentes en Finlandia es su continuación natural y lleva el diálogo a su más alto nivel”, asegura el jefe de Estado del país anfitrión. Niiströ se reunió el año pasado con Trump en la Casa Blanca, y ya entonces podría haber sido preguntado por su homólogo ruso.

Helsinki ha sido escenario de grandes encuentros en ocasiones anteriores, como el que mantuvieron en 1990 el entonces presidente de Estados Unidos, George Bush H.W. y el presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov. La última gran cumbre de alto nivel entre Washington y Moscú celebrada en la capital finlandesa se remonta a 1997, cuando Bill Clinton y Boris Yeltsin se reunieron también en el Palacio Presidencial. Su agenda entonces estuvo marcada por el control de armas y la ampliación de la OTAN como prioridades.

Más de dos décadas después, Donald Trump y Vladimir Putin vuelven a poner sobre la mesa otros asuntos de relevancia para sus países y para el resto del mundo. Ambos mandatarios ya han estado en la capital finlandesa, aunque ésta será la primera vez que lo hagan oficialmente de manera conjunta. Putin ha visitado el país como presidente ruso en un total de cinco ocasiones entre los años 2001 y 2017, mientras que Trump ha estado en tan sólo una ocasión, durante un viaje de negocios en abril de 1992.

De manera paralela a este esperado encuentro, se han organizado 10 protestas por las calles de la capital. Bajo el lema “La llamada de Helsinki”, la mayor de éstas marchas tiene previsto concentrar a unas 10.000 personas “en defensa de los derechos humanos, la democracia, la paz y la acción climática”, según explica la alianza de colectivos organizadores en Facebook. Y es que, al parecer, la mayoría de los finlandeses tienen una opinión negativa de ambos mandatarios, según un reciente estudio publicado por “Seura”. El semanario finlandés cifra, en dicho sondeo, el rechazo a Trump en un 83% frente al 76% de Putin.

El dispositivo policial puesto en marcha para la cumbre en Helsinki incluye más de 2.000 agentes, que protegerán los alrededores del Palacio Presidencial donde tienen previsto reunirse, así como las instalaciones para los cerca de 1.500 periodistas acreditados de 61 países.

Los resultados de esta cita histórica son difíciles de prever. Las crecientes discrepancias en cuanto a la política internacional de ambos países han perfilado una relación contradictoria entre Trump y Putin, a la expectativa del resto de los países del mundo. Y donde, tanto el amor como el odio, parecen encontrarse a tan sólo un paso de lo que pueda suceder entre ellos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »