Mundo

Reabre el aeropuerto de Hong Kong tras cancelar todos los vuelos por las protestas

Protestas en el aeropuerto de Hong Kong / Reuters.

Algunos vuelos seguirán viéndose afectados después de que China dijera que las protestas antigubernamentales mostraran “brotes de terrorismo”.

13 de agosto de 2019 – Hong Kong – Agencias.

El aeropuerto de Hong Kong se ha reabierto este martes, pero su administrado ha advertido de que algunos vuelos seguirán viéndose afectados, después de que China dijera que las protestas antigubernamentales que detuvieron los vuelos un día antes mostraran “brotes de terrorismo”.

El aviso ha sido publicado en la aplicación oficial del Aeropuerto Internacional de Hong Kong a las 6.00 (hora local). El aeropuerto, uno de los más activos del mundo, ha culpado a los manifestantes de detener los vuelos el lunes.

“El Aeropuerto Internacional de Hong Kong implementará la reprogramación de vuelos hoy con vuelos que se verán afectados”, ha indicado el aviso.

El desencadenante exacto del cierre del aeropuerto aún no está claro, ya que los manifestantes que ocuparon la sala de llegadas durante los últimos cinco días han sido pacíficos. La mayoría ha abandonado el aeropuerto poco después de medianoche, con cerca de 50 manifestantes que continúan en el lugar este martes por la mañana.

La protesta tomó el aeropuerto

«Hong Kong no es seguro» y «Vergüenza para la Policía». Carteles como estos daban ayer la bienvenida a los visitantes que llegaban al Aeropuerto Internacional de Hong Kong. Miles de manifestantes se congregaron el domingo para protestar por la violencia policial de este fin de semana, en particular el ataque a una joven que podría perder un ojo. La autoridad aeroportuaria de Hong Kong canceló los vuelos de salida después de que alrededor de cinco mil personas inundaran uno de los centros de transporte aéreo más concurridos del mundo.

Ayer fue el cuarto día consecutivo de sentada masiva en el aeropuerto. «Además de los vuelos de salida que han completado el proceso de facturación y los vuelos de llegada que ya se dirigen a Hong Kong, todos los demás vuelos han sido cancelados por el resto de hoy», informó el aeropuerto. El cierre abrupto se produjo cuando las protestas callejeras en todo el territorio chino entraron en su décima semana sin signos de que ninguno de los dos bandos fuera a retroceder. El domingo terminó con 45 personas heridas, dos de ellas de gravedad. Grupos de derechos humanos y activistas por la democracia acusaron a la Policía de usar fuerza excesiva después de que este fin de semana dispararan gas lacrimógeno contra los manifestantes en una estación de metro cerrada y los agentes se hicieron pasar por manifestantes antes de realizar arrestos durante un intenso fin de semana de enfrentamientos.

Vestidos con sus habituales camisetas negras y máscaras, los manifestantes en el aeropuerto entregaron folletos a los visitantes que llegaban documentando la violencia policial, y mostraron imágenes de los manifestantes heridos. Muchos llevaban parches en los ojos en referencia a la mujer manifestante que resultó gravemente herida en un ojo debido a una carga policial. Las manifestaciones cada vez más violentas de este verano han sumido al territorio gobernado por China en su crisis más grave en décadas, presentando uno de los mayores desafíos para el líder de China, Xi Jinping, desde que llegó al poder en 2012.

El Gobierno de Pekín ha elevado la carga de las amenazas y ha empezado a hablar de «terrorismo». Yang Guang, portavoz de la Oficina de Asuntos del Consejo de Estado de Hong Kong y Macao, aseguró que «los manifestantes radicales de Hong Kong han utilizado repetidamente herramientas extremadamente peligrosas para atacar a los agentes de Policía, lo que ya constituye un delito violento grave, y también muestra las primeras señales del terrorismo emergente». A lo que añadió la promesa de reprimir el crimen violento con un «puño de hierro». En una aparente advertencia a los manifestantes, la Policía de Hong Kong mostró ayer una exhibición de cañones de agua.

La Policía nunca ha usado el dispositivo desde que se compraron dos después de las protestas en favor de la democracia en 2014. La semana pasada, Amnistía Internacional dijo que el despliegue de cañones de agua podría provocar lesiones graves si se usa mal en espacios confinados. Man-Kei Tam, director de la división de Hong Kong del grupo de derechos humanos, dijo que los enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía habían «escalado a otro nivel, especialmente en el lado policial».

Tam citó imágenes de la Policía disparando gases lacrimógenos en el interior de una estación de metro en Kwai Fong el domingo por la noche. No estaba claro cuántos manifestantes había en la estación, pero era raro que los oficiales dispararan gases lacrimógenos en un interior cerrado. También compartió un video de la Policía disparando proyectiles no letales a corta distancia mientras los manifestantes intentaban huir por una escalera mecánica en otra estación de metro. Tam cuestionó la necesidad de tal fuerza en ambos casos, ya que los manifestantes parecían estar mostrando «no agresión» hacia los oficiales.

«Es un estado policial. La Policía antidisturbios derriba a los manifestantes pacíficos en la escalera mecánica de la estación de tren», tuiteó el activista Joshua Wong. Por su parte, la Policía también ha informado de lesiones entre sus filas, incluida irritación ocular por punteros láser y quemaduras con bombas de gasolina. Civil Rights Observer, un grupo local de derechos humanos que envía observadores a las protestas, dijo que tenía serias preocupaciones sobre la violencia policial y que había visto «evidencia clara de que la Policía está violando sus directrices», según su portavoz, Icarus Wong Ho-yin.

Las protestas en Hong Kong comenzaron a principios de junio contra un proyecto de ley legislativo que habría permitido a los residentes ser juzgados en China continental por cargos penales. Si bien el territorio volvió al dominio chino en 1997, se le prometió semi-autonomía durante 50 años, incluido un sistema legal separado.

Lo más leído

To Top
Translate »