Mundo

Remedios caseros con Genciana

La genciana es una hierba perenne, perteneciente a la familia de las gencianáceas, que alcanza una altura hasta de 1,2 metros.

Su nombre probablemente se deriva de Gencio, el rey de la Illiria, quien fue el descubridor de sus virtudes medicinales.

La genciana fue muy popular entre los romanos quienes la cultivaban para curar los trastornos intestinales, contra los parásitos e incluso Plinio el Viejo, en su libro Historia

Natural, señala que esta hierba es consideraba un buen antídoto contra el veneno de las serpientes.

En el siglo XIV, la genciana era utilizada para purificar el hígado, y en Alemania, durante el siglo XVI, se recomendaba masticar trozos de genciana para reforzar el aparato digestivo.

En la actualidad, la genciana se emplea tanto en el mundo de la medicina natural como en el culinario como ingrediente básico en los aperitivos y licores amargos, como la angostura.

Propiedades curativas de la genciana

Las raíz de genciana presenta principios activos como taninos, amargos como la gencia picrina y la amarogenciana (la sustancia más amarga que se conoce) y glucósidos (genciopicrina, genciomarina y genciina). Además, contiene diversos azúcares y pectina.

Debido precisamente por su acción amarga, la raíz estimula la secreción de todas las glándulas digestivas, incluidas las glándulas salivales. Por esa razón, abre el apetito (combatiendo así la anorexia) y facilita la digestión.

Igualmente, puede resultar útil para aliviar las gastritis crónicas, que cursan con escasa secreción de los jugos gástricos y en las flatulencias.

La genciana tiene una acción colerética y colagoga, es decir, beneficiosa al hígado y la vesícula, ya que estimula la secreción de la bilis y su vaciamiento al duodeno.

Recientemente, se ha comprobado que la cocción de la raíz de genciana fortalece al sistema inmunológico contra las infecciones debido a que produce un incremento de leucocitos (glóbulos blancos).

Se puede emplear la genciana de forma externa como tónico capilar que favorece el crecimiento del cabello y para blanquear manchas cutáneas.

Remedios populares con la genciana

Remedio con genciana para estimular el apetito. Lavar perfectamente y cortar un pequeño trozo de raíz de genciana cruda. Dejar que se disuelva con la saliva y, aunque tiene un sabor amargo, sus efectos son casi inmediatos.

Remedio con genciana para la indigestión. Verter 1 cucharada de raíz de genciana con 1 cucharada de manzanilla y unas gotitas de miel en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Tornar una taza cuando se siente el malestar.

Remedio con genciana para las flatulencias. Hacer hervir 1 cucharada de raíz de genciana durante 5 minutos en 1 taza de agua. Tomar 3 tazas diarias una antes de las comidas; para darle otro aroma, añadir unos granitos de anís estrellado.

Remedio con genciana para el hígado graso. Mezclar partes iguales de genciana, boldo y cardo mariano. Dejar reposar la mezcla toda la noche en agua y beber en ayunas, una cucharada por medio vaso de agua, agregando unas gotitas de limón para mejorar su sabor.

Remedio con genciana para eliminar las manchas en manos y cara. Mezclar 1 cucharadita de genciana y diente de león en medio vaso de agua. Hervir durante 5 minutos, dejar enfriar, colar y agregar unas gotas de limón. Empapar una bolita de algodón y aplicar sobre las manchas para blanquearlas. Evitar la exposición de área al sol durante varias horas.

Precauciones

– Evitar su consumo en el caso de mujeres embarazadas o lactantes.
– Evitar abusar en dosis excesivas porque puede provocar vómitos.
– Evitar su consumo por personas nerviosas, pues la genciana las irritaría.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »