Mundo

Remedios populares con melocotón

El melocotonero (Prunus pérsica) es un árbol perteneciente a la familia de las Rosáceas y, aunque su nombre latino podría suponer que procede de Persia, en realidad es originario de la China.

Sus frutos, los melocotones, son muy agradables, nutritivos y por lo mismo usados como postres, refrescos y preparados en varias formas. En la antigua China, se consideraba como el fruto de la inmoralidad.

Las semillas de melocotón contienen gran cantidad de aceite no secante, que aunque no es realmente empleado como grasa alimenticia, sí goza de gran aceptación para la fabricación de jabones y en perfumería.

Propiedades nutritivas y curativas del melocotón

Debido a su alto contenido en betacarotenos, vitamina C y selenio (muy parecido al de los albaricoques), posee un poderoso efecto antioxidante que protege las arterias del colesterol y ayuda a mantener la buena salud de ojos, piel y boca.

Gracias a su gran cantidad de fibra, ejerce una función laxante, lo que contribuye a combatir el estreñimiento crónico.

Su contenido en agua (un 86% de su composición) y potasio convierten al melocotón en un excelente diurético. Por ello, ayuda a las personas con inflamaciones agudas del riñón y previene la formación de cálculos renales o de vesícula.

El melocotón se puede considerar una fruta adelgazante, ya que tiene una acción reguladora del apetito, lo que contribuye a eliminar residuos y peso.

Remedios populares con el melocotón

Remedio con melocotón para herpes inflamadas: Verter un puñado de hojas de melocotonero a 2 tazas de agua hirviendo, y luego tapar para dejar que se remojen durante un rato. Aplicar, a modo de cataplasmas, sobre las ampollas inflamadas y dejar puesta por un tiempo.

Mascarilla con melocotón para la piel reseca: Lavar y picar 1 melocotón y 1 aguacate pequeño. Colocar en una licuadora junto con 1 rebanada de papaya en pedazos y plátano o banana picado. Licuar hasta obtener una pasta homogénea. Aplicar esta mascarilla facial, dejar sobre el rostro durante 30 minutos y enjuagar con agua tibia. Por último, saturar una bolita de algodón con aceite de girasol y frotar suavemente la piel con un movimiento circular.

Remedio con melocotón para la inflamación y decoloración de los moretones: Desmenuzar a mano 3 a 5 hojas del melocotonero y luego poner a hervir, a fuego lento, durante aproximadamente 15 minutos, en una taza de leche condensada. Dejar reposar, tapar y colar. Empapar un paño con esta preparación y aplicar sobre el área afectada, frotándola con suavidad sobre la piel.

Remedio depurativo con melocotón: Licuar 1 taza de jugo de zanahoria, 1 taza de melocotones en pedazos, 1 de peras picadas y 1 puñado de perejil picado durante 3 ó 4 minutos. Refrigerar durante varios días. Tomar 2 tazas de este jugo cada 4 horas a lo largo de 2 días durante los cuales se deben consumir abundantes sopas y evitar, a su vez, el consumo de carne, pan, productos lácteos, café, refrescos, los condimentos (salsa de tomate, mostaza, pepinos encurtidos, mayonesa), las comidas fritas, los dulces.

Recomendaciones

– Adquirir en el mercado melocotones que estén maduros. Se puede identificar cuando la última mancha de verde se ha transformado en amarillo cremoso.
– No apilar los melocotones, ya que así se estropean antes.
– Dejar, para madurarlos, a temperatura ambiente en un lugar donde no les dé el sol.
– Rociar con un poco de zumo de limón si quiere evitar que las rodajas se pongan negras.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »