Alabama

Resumen de cambios en la HB658

El miércoles pasado, el Senado aprobó la HB 658, el proyecto sustitutivo del senador Beason. Hubo un largo debate, con momentos bastante intensos, durante el cual se ofrecieron varias enmiendas, la mayoría presentadas por el patrocinador del proyecto de ley. Finalmente, los senadores republicanos invocaron la clausura, cortando el debate y forzando una votación sobre el proyecto sustitutivo del senador Beason. La votación final fue 20-7 con la aprobación del proyecto sustitutivo.

El proyecto de ley fue enviado a la Cámara de Representantes para que ésta aprobara. Sólo pasaron unas horas en la sesión cuando se votó a favor de los cambios, y la mayoría de los miembros de la Cámara dejaron que el representante Hammon les dijera lo que estaba en el proyecto de Beason. La votación final fue 67-37, a favor de los cambios.

Antes de firmar el nuevo proyecto de ley, el gobernador Bentley llamó a una sesión especial de la legislatura el pasado jueves y añadió la inmigración a la orden del día. Una sesión especial de la legislatura significa que a partir de ese jueves el gobernador ha añadido un mínimo de 5 y un máximo de 10 días legislativos de trabajo para manejar los asuntos pendientes legislativos, todo lo cual debe ocurrir dentro de 30 días. Al anunciar la agenda de la sesión especial, el gobernador identificó específicamente dos disposiciones de la ley de inmigración que le conciernen: la provisión “K-12” y la provisión de la “letra escarlata”.

Aquí está un breve resumen del proyecto de ley aprobado por el Senado y la Cámara el miércoles pasado -el proyecto de ley que el gobernador quiere que la legislatura modifique en la sesión especial.

Lo que está mal con la HB 658:

– Contiene una nueva y peligrosa disposición apodada “letra escarlata”. La HB 658 requeriría que el Departamento de Seguridad Nacional de Alabama publicase en su página web los nombres y los condados de cada persona indocumentada que aparece en la corte por cualquier violación de la ley estatal. La lista podría ser consultada por jueces del tribunal y del condado.

– Esta disposición impone nuevas obligaciones no financiadas en nuestros tribunales del estado y al DHS. Mientras tanto, esta nueva disposición no tiene otro propósito que el de hacer pública la identidad de los inmigrantes y sus familias, y por tanto suponga un perjuicio para la seguridad pública.

– Se mantendría el negocio de “pena de muerte”. La HB 658 deja prácticamente sin cambios de fondo las disposiciones que llevan a los empleadores privados a utilizar el programa estatal E-Verify.

– Se seguirán tipificando como delito los servicios religiosos y humanitarios. La HB658 no añadiría una excepción a la disposición de la HB56 que considera como un crimen que las organizaciones religiosas y/o humanitarias satisfagan las necesidades básicas de los inmigrantes.
– Las organizaciones religiosas y humanitarias y los individuos, por tanto, corren el riesgo de enfrentar un proceso penal por ayudar a los inmigrantes, de acuerdo con los dictados de su fe o de la misión humanitaria.

– Se autorizarían las demandas contra los jefes de policía y sheriffs. La HB658 añadiría a jefes de policía y alguaciles del condado al grupo de los funcionarios que son susceptibles de adaptarse a las Secciones 5 y 6 de la HB56, si a alguien no le gusta la forma en que están haciendo cumplir la ley estatal de inmigración.

– No es posible que nuestros agentes del orden público deban pensarlo dos veces antes de actuar en pro de la seguridad, por miedo a costosas demandas.

– Se sigue solicitando en las escuelas verificar el estatus migratorio de los escolares y sus padres. La HB658 no haría ningún cambio en absoluto a la Sección 28 de la HB56, suspendida desde el mes de marzo de este año.
– A pesar de nuestros desacuerdos sobre la inmigración ilegal, es claro que los niños deben estar fuera de este conflicto. Es hora de dejar a los niños en paz y derogar el Artículo 28.

– Se sigue prohibiendo a los propietarios alquilar apartamentos a inmigrantes indocumentados.

– La HB658 amenaza dejar sin hogar no sólo a los individuos indocumentados, sino también a sus cónyuges e hijos (incluidos los niños que son ciudadanos de Estados Unidos).

– Sique la anulación de contratos: la HB658 enmendaría la Sección 27 de la HB56, que declara la nulidad de contratos que involucran a inmigrantes indocumentados, salvo aquellos celebrados con anterioridad a la promulgación de la HB56 y los acuerdos con los abogados de servicios legales.

– Las muy modestas enmiendas de la HB658 dejarían sin dirección las numerosas maneras en que la Sección 27 ha desestabilizado enormemente la seguridad de los contratos legales.

– Perversamente, la Sección 27 en realidad crea un incentivo para que los empleadores prefieran trabajadores indocumentados, ya que efectivamente elimina la capacidad de hacer cumplir las promesas hechas a ellos por los empleadores, tales como pagar un salario determinado por su trabajo.

– Se aumenta la sanción penal por el crimen de albergar. En la actualidad, la Sección 13 de la HB56 define como graves delitos las actividades que involucran más de 10 inmigrantes ilegales; la HB658 reduce ese umbral a 5 personas, es decir, el número de personas que caben en una camioneta o automóvil, o el número de personas en un equipo de trabajo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »