La nación

Romney encara una nueva etapa en la batalla por la Casa Blanca tras asegurar la nominación

El ya matemáticamente candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, encara desde hoy con buenos números en las últimas encuestas una nueva etapa con vistas a medirse en noviembre al presidente Barack Obama, que lo llamó para felicitarle por su nominación.

Romney logró el martes con su victoria en las primarias de Texas superar la cifra de los 1.144 delegados necesarios para asegurarse la nominación y ser designado oficialmente candidato presidencial republicano en la convención que su partido celebrará a finales de agosto en Tampa (Florida).

Si no hay sorpresas de última hora, el exgobernador de Massachusetts se convertirá en el primer candidato presidencial de la historia de EE.UU. de fe mormona.

Su padre, el exgobernador de Michigan George Romney, ya intentó ser candidato presidencial republicano en la campaña de primarias de 1968 en la que finalmente ganó Richard Nixon.

Según informó el equipo de campaña de Obama en un comunicado, el presidente le dijo, al felicitar al que será su rival en noviembre, que espera “con interés un debate importante y saludable sobre el futuro de Estados Unidos”, y le deseó a él y a su familia que les vaya bien a lo largo del proceso electoral.

Romney ha reducido en más de 10 puntos la distancia en intención de voto con Obama en el último mes y ha ganado apoyo entre las mujeres de su partido, según una encuesta divulgada hoy.

El sondeo, realizado por la cadena ABC y el diario The Washington Post, indica que a nivel nacional un 41 por ciento de los entrevistados tiene una opinión favorable sobre Romney, frente al 52 por ciento que la tiene de Obama.

Hace un mes esa distancia era mucho mayor: un 56 por ciento opinaba positivamente sobre Obama y un 35 sobre Romney.

El exgobernador también gana apoyo entre las mujeres del Partido Republicano, con un 80 por ciento que lo respalda frente al 59 del sondeo anterior.

La encuesta se llevó a cabo entre el miércoles y el domingo de la semana pasada, con entrevistas a 1.021 adultos, y tiene un margen de error del 3,5 por ciento.

Mientras, el magnate Donald Trump, que ha dado su apoyo a Romney, ha reavivado en los últimos días el debate sobre el lugar de nacimiento de Obama, llegando a poner en duda la autenticidad del certificado que el presidente divulgó en 2011 para acallar a los que aseguran que nació en Kenia.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, calificó hoy de “distracción ridícula” las acusaciones de Trump en su rueda de prensa diaria.

Algunos analistas consideran que el apoyo y los comentarios de Trump, millonario, figura televisiva y protagonista de la prensa del corazón, pueden terminar por hacer daño a la imagen de Romney.

Curiosamente en la campaña de 1968 la candidatura del padre de Romney, nacido en México, fue cuestionada precisamente por su lugar de nacimiento.

A Romney también le jugó una mala pasada hoy una aplicación para móviles inteligentes lanzada por su equipo de campaña con la palabra “América” mal escrita.

Minutos después del triunfo del martes en Texas, la campaña presentó la aplicación con varias inscripciones, entre ellas la errónea “A better Amercia”.

Pasaron más de doce horas hasta que la aplicación se pudo descargar con la frase correcta, “A better America” (Una mejor América), tiempo suficiente para que se multiplicaran las bromas en las redes sociales y para que algunas empresas pusieran a la venta camisetas por quince dólares con el error impreso.

Por su parte, el grupo de planificación familiar “Planned Parenthood” anunció una millonaria campaña publicitaria a favor de la reelección de Obama, al considerar que Romney es “dañino” para las mujeres.

Campañas como esa y diversas estrategias para atraer a los votantes se van a ir multiplicando hasta noviembre.
Actualmente Obama tiene una leve ventaja sobre Romney en estados clave como Ohio y Virginia, y ambos están empatados en Florida, que también será decisivo, según la web de análisis político RealClearPolitics.

Foto: El exgobernador de Massachusetts Mitt Romney se convirtió ayer matemáticamente en el candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., al superar con su triunfo en las primarias de Texas los 1.144 delegados necesarios para lograr la nominación. EFE/Archivo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »