La nación

Romney evitó pronunciarse si anularía o no la decisión de suspender las deportaciones de jóvenes ilegales

EFE – El probable candidato presidencial republicano en EE.UU., Mitt Romney, evitó decir si, de llegar a la Casa Blanca, anularía la decisión del mandatario Barack Obama de suspender por dos años la deportación de miles de niños y jóvenes.

En una entrevista en la cadena CBS, Romney señaló, no obstante, que la decisión de Obama es “en gran parte” una maniobra política para lograr su reelección en las elecciones de noviembre.

Preguntado en tres ocasiones por si anularía la orden ejecutiva firmada por Obama el viernes, su rival en noviembre insistió en que el presidente debería haber dejado que el Congreso trabajara sobre el asunto en lugar de imponer una “medida parche” durante dos años.

“Lo que yo haría es asegurarme de que, al llegar a la Casa Blanca, trabajaría con el Congreso para implementar una solución a largo plazo para los niños de aquellos que han venido aquí ilegalmente”, señaló.

“Evaluaremos la situación cuando lleguemos a la Casa Blanca”, atajó, ante la insistencia de su entrevistador.

El exgobernador de Masachusets agregó que el fin de las deportaciones a quienes llegaron a Estados Unidos de niños “es algo en lo que el Congreso ha estado trabajando”, y aseguró que la motivación política es “claramente una gran parte de la ecuación” por la que Obama decidió hacer ese anuncio en el periodo electoral.

“Si realmente quisiera encontrar una solución para estos niños o para la inmigración ilegal en Estados Unidos, esto es algo que habría planteado en sus primeros tres años y medio de mandato, no en sus últimos meses”, señaló Romney.

El consejero de la Casa Blanca, David Plouffe, rechazó ese argumento en otra entrevista en la cadena CNN.

“Esto no es una maniobra política. Este es el último de muchos pasos que ya hemos tomado”, afirmó Plouffe, quien añadió que la medida estaba “completamente dentro de las atribuciones” del presidente, ante las críticas republicanas de que la orden ejecutiva fue ilegal.

El exaspirante republicano a la Casa Blanca Rick Santorum se unió hoy a esos críticos, al considerar que lo más “indignante” de la decisión de Obama es “la forma en la que lo hizo”.

“Lo que está haciendo el presidente es entrar en una pauta en la que decide que va a elegir, según le guste, qué leyes va a respetar y aplicar”, denunció Santorum. “Eso es ilegal”.

Romney ha respondido de forma contenida al anuncio de Obama del viernes, al asegurar entonces que esa medida hacía más difícil la solución a largo plazo y subrayar hoy que algunos legisladores, como el republicano Marco Rubio, ya estaban trabajando en propuestas de ley al respecto.

Sin embargo, durante la carrera de las primarias, Romney se mostró mucho más férreo en cuanto a inmigración y el pasado enero se comprometió a vetar la ley conocida como “Dream Act” si gana en noviembre y el Congreso la aprueba.

Esa ley, bloqueada en el Congreso en 2010 por los republicanos, permitiría la legalización de estudiantes indocumentados que entraron a EE.UU. antes de los 16 años y completan al menos dos años de universidad o se inscriben en las Fuerzas Armadas.

Foto: En una entrevista en la cadena CBS, Romney señaló, no obstante, que la decisión de Obama es “en gran parte” una maniobra política para lograr su reelección en las elecciones de noviembre. EFE/Archivo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »