Editorial

Romney lucha por conectarse con los latinos de Nevada. Por: Jason Margolis

Conduzca unas cuantas millas al noreste del corazón de Las Vegas Strip y llegará a la zona latina de Sin City. Esta es un área de Vegas que la mayoría de visitantes no ve —tiendas, lavanderías y patios de juegos. Y ahora, en medio de un grupo de tiendas y un centro comercial de los suburbios: una oficina de campaña del Equipo de Romney.

Me detuve a ver la operación. Unas cuantas personas estaban arremolinándose. Los miembros del equipo eran corteses, pero necesitaban permiso para hablar conmigo; lo cual es procedimiento estándar de una campaña política. Sugirieron que regresara al día siguiente.

Me fui y pasé algo de tiempo en el vecindario. No encontré a nadie que conociese la nueva oficina de campaña de Romney.

Una encuesta días antes en este mismo mes refleja esta situación: 78% de los latinos de Nevada están a favor de Obama, mientras que el 17% prefieren a Romney. En general, el estado tiene un 27% de latinos, según la Oficina del Censo de los EE.UU.

Los latinos suman el 17% de los votantes elegibles de Nevada. Fernando Romero, un miembro del comité del grupo local de Hispanos en Política, la organización política más antigua del estado, dijo que los latinos favorecen mayormente a Obama, en gran parte, debido a toda la retórica anti-inmigrantes de los candidatos republicanos durante los debates de las elecciones primarias.

Romero dijo que era admirable que la campaña de Romney estuviera abriendo ahora una oficina en el corazón de lo que él llama “el barrio”. Pero dice que Romney no se conectará con los latinos hasta que él y sus asesores realmente vengan a hablar con ellos en su zona.

El Equipo Romney en Nevada trajo al que quizá es el nombre más resonante entre los latinos en la política Republicana: el Senador estadounidense Marco Rubio, R-Fla., el 2 de octubre.

Rubio habló durante 30 minutos, habló sobre todo acerca del estado de la economía y de la necesidad de más libre empresa y menos regulación gubernamental. Varios cientos de personas vinieron a escuchar a Rubio hablar en el salón de un casino en la ciudad de Henderson, aproximadamente a 30 minutos de distancia en auto desde Las Vegas.

En comparación con el escenario antes planteado, hace sólo tres semanas, el presidente habló en una escuela secundaria en el corazón de la parte latina de la ciudad y estuvo acompañado por la inmensamente popular banda de rock mexicana, Maná, también tocó. Más de 11,000 personas aparecieron, algunas esperaron cinco horas en el calor de casi 100ºF grados para entrar.

“Es por eso que me gusta venir a Vegas. Buen clima y buenas personas”, dijo el presidente provocando muchos aplausos.

Mitt Romney no será capaz de igualar el entusiasmo entre los latinos de Nevada. Pero David Damore en la UNLV dice que si Romney puede robarse solo 10 por ciento de los votos hispanos, eso podría hacer una diferencia sobre quién gana en Nevada.

Por: Jason Margolis / PRI’s The World

Foto: El Presidente de EE.UU Barack Obama. / Agencias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »