Alabama

Romney: «Rezo por Obama»

Romney insta a ambos partidos a «poner el país por delante de la política». «La nación se encuentra en un punto crítico», asegura

7 Noviembre 12 – Nueva York – Agencias

Arropado por su mujer, Ann, y varios de sus nietos, el hasta ayer aspirante a la Presidencia admitió la derrota en un discurso breve, pero muy aplaudido por sus partidarios. « Hemos dado todo lo que teníamos en esta campaña. En estos tiempos de difíciles desafíos para nuestro país, rezaré porque el presidente Barack Obama tenga éxito como líder del país», agregó Mick Romney, quien por la tarde había manifestado que sólo tenía preparado un discurso de victoria.

Sobre el escenario del Centro de Convenciones de Boston, Romney insistió en que «creo que el presidente es un buen hombre. Y creo que nuestro país se encuentra en un estado crítico. Espero que los políticos, demócratas y republicanos hallen el consenso y pongan el país por delante de la política» para recuperar la senda del crecimiento.

No dudó en reconocer que se encuentra «muy preocupado por el país» y que le «hubiese gustado satisfacer vuestras esperanzas para liderar al país en una dirección diferente, pero el país ha elegido a otro líder». Un líder, del que Romney elogió su sólida campaña para esta cita electoral.

El candidato republicano se permitió alguna licencia al bromear en su agradecimiento a su número dos y compañero de viaje en esta aventura electoral, Paul Ryan, controvertido congresista de Wisconsin. «Paul Ryan ha sido la mejor elección de mi vida después de mi esposa, Ann».

Ante el decepcionado auditorio, Romney hizo también un guiño a la esperanza e insistió en las líneas maestras que han guiado su campaña.  «Creo en Estados Unidos, creo en los ciudadanos de Estados Unidos», apuntó, aunque  es patente la « debilidad de la economía estadounidense y el bajo ritmo de creación de empleo. Necesitamos a creadores de empleos de todo tipo. Contamos con ustedes para invertir, contratar y avanzar», dijo.

Poco antes de arrancar el discurso, Romney llamó a Obama para reconocer su derrota y felicitar a su aspirante. Zanjaba así la polémica generada desde su equipo de campaña cuando se negó a reconocer los resultados, porque aún restaban vosotros por contar en Ohio y Florida.  Entre los presentes en el cuartel general de la campaña en Boston se encontraba el magnate de Las Vegas, Sheldon Adelson, que fue uno de los primeros en abandonar el lugar.

El candidato republicano vivió ayer una extenuante  jornada e intentó arañar votos hasta las últimas horas de la votación. De haberse producido un resultado más parejo, el republicano confiaba  en ese pequeño porcentaje de estadounidenses que en la anteriores elecciones decidió a quién iba a votar el último día. Finalmente su derrota fue más abultada de lo previsto debido a su incapacidad para captar votos decisivos entre la población hispana, las mujeres  y los jóvenes.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »