Alabama

«Sandy» deja a su paso el caos, 42 muertos y 15.500 millones en daños

El presidente de EE UU ha declarado zona de «gran catástrofe» el área afectada por el huracán «Sandy» que ha dejado al menos 42 muertos en Estados Unidos y uno en Canadá, zonas costeras del noreste bajo las aguas, seis millones de personas sin electricidad y sumió en la parálisis un área de unos 1.600 kilómetros.

29 Octubre 12 – Washington – Agencias
El paso de “Sandy” por la costa este de EEUU, que ha causado al menos 38 muertos y ha dejado sin luz a millones de personas, ha llevado al presidente Barack Obama a declarar “zona catastrófica” las áreas de Nueva York y Nueva Jersey, anegadas por la marejada del ciclón.

Más de 6,5 millones de personas amanecieron hoy sin suministro eléctrico en 13 Estados mientras el ciclón tropical “Sandy” sigue azotando con vientos y lluvias el nordeste de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró hoy “zona catastrófica” las áreas de Nueva York y Nueva Jersey afectadas por los fuertes vientos y anegadas por la marejada del ciclón “Sandy”.

La declaración, difundida por la Casa Blanca, pone a disposición de los gobiernos y comunidades locales los fondos, equipos y personal del Gobierno Federal necesarios para afrontar las consecuencias del desastre y socorrer a los damnificados por la tormenta.

El impacto del ciclón “Sandy” sobre la economía de EEUU puede superar los 20.000 millones de dólares (15.500 millones de euros) en producción perdida, daños en infraestructuras y perjuicios personales, según cálculos difundidos hoy por varios expertos.

“Los cortes de energía eléctrica son vastos pero menos de lo que se esperaba”, dijo a Efe Jan Vermeren, de la firma Kinetic Analysys, de Silver Spring, Maryland, dedicada a la evaluación de riesgos por desastres.

“El mayor coste estará en el sistema subterráneo de Nueva York y hasta que los técnicos sean capaces de ir allí abajo y revisar las instalaciones, las redes de electricidad, no tendremos un cálculo aproximado”, añadió.

Vermeren destacó que la mayor parte de los daños tendrá un impacto de corto plazo, y muchos se compensarán con el incremento en la construcción y reparación de instalaciones.

Muertos

En cuanto a los muertos, ha habido 18 en New York; 5 en Pensilvania, 4 en Nueva Jersey, 3 en Connecticut, 2 en Maryland,  2 en Virgina, 1 Virginia Occidental, 1 en Carolina del Norte y otra fuera de la costa de Carolina del Norte. Habría dos no listados, y otro muerto más en Canadá.

El alcalde, Michael Bloomberg ha anunciado que la cifra de víctimas son ya 18 en Nueva York.   Bloomberg no ofreció detalles de las nuevas víctimas mortales, pero medios locales que una era una niña de 14 años encontrada entre los escombros de su casa.

El embate de “Sandy” ha afectado temporalmente la producción en las refinerías de la región de Nueva Jersey, pero al mismo tiempo la suspensión de actividades gubernamentales y comerciales ha recortado sustancialmente la demanda de combustibles, por lo que Vermeren cree que “una cosa compensará la otra y no veremos alzas agudas de los precios”.

Los fenómenos meteorológicos de esta magnitud traen un efecto de trastorno y otro de reconstrucción, recordó en una entrevista televisada el economista Mike Englund, de Action Economics en Boulder, Colorado.

“El trastorno puede durar una semana y el efecto de reconstrucción las tres o cuatro semanas siguientes”, agregó.

“En resultados netos, el efecto de reconstrucción excede al del trastorno, aunque por poco”, opinó.

Por su parte, la firma californiana Eqecat, que se dedica también a la provisión de modelos de riesgos catastróficos, ha calculado que “Sandy” puede causas daños económicos por valor de 20.000 millones de dólares, de los que entre 5.000 millones y 10.000 millones (3.900 y 7.700 millones de euros) estarían cubiertos por seguros.

La Bolsa de Nueva York (NYSE) está preparando un plan de contingencia con el que asegurar la reanudación de las cotizaciones mañana, miércoles, tras dos días cerrada por el paso del entonces huracán que no ha afectado a sus instalaciones en el sur de Manhattan.

El cierre, el primero imprevisto desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, también afectó al otro principal mercado de valores de Nueva York, el Nasdaq, donde cotizan algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo, como Apple, Google o Facebook.

En un primer momento, NYSE había previsto cerrar el lunes las operaciones físicas pero mantener las electrónicas gracias a sus planes de contingencia, pero finalmente decidió, junto al resto de mercados de valores y bonos de Nueva York, evitar riesgos y cerrar completamente las negociaciones.

La amplitud de la tormenta de origen tropical, que se combinó desde el lunes con otra de origen polar en el centro de Estados Unidos, ha extendido el embate de los vientos huracanados, las lluvias intensas y las marejadas desde Nueva Inglaterra y Carolina del Sur en las costas, hasta Michigan y Tennessee en el Medio Oeste, un área donde viven más de 100 millones de personas.

Los servicios de transporte público quedaron paralizados en metrópolis como Nueva York y Washington, y en tramos como el “corredor del Este” que comprende las autopistas y ferrocarriles desde el norte de Virginia hasta Boston.

Durante la mañana de hoy más de 8 millones de hogares permanecían sin suministro eléctrico, según el Departamento de Energía, en los estados de Connecticut, Delaware, Maryland, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Pensilvania, Rhode Island y Virginia.

Las aerolíneas han suspendido desde el domingo más de 14.000 vuelos en la región afectada por “Sandy”, y se ha paralizado buena parte de la actividad del Gobierno de EEUU, las administraciones en al menos trece Estados y centenares de gobiernos municipales.

La actividad comercial se ha suspendido en miles de centros comerciales y se ha reducido sustancialmente el turismo y la asistencia a teatros, restaurantes y casinos.

“Sandy”, el décimo huracán de una temporada muy activa en la cuenca atlántica, ha causado al menos 29 muertos en Estados Unidos y 67 en el Caribe, la mayoría en Haití (51), donde también hay 15 desaparecidos, y 11 en Cuba, así como cuantiosos daños materiales, sobre todo en la isla La Española y en Cuba.

Situación en Nueva Jersey

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, dijo que 2,4 millones de usuarios no tienen electricidad en ese Estado y que el 95% de la ciudad de Newark carece del suministro de energía.

La marejada sin precedentes en Nueva York dañó el sistema de suministro de electricidad y dejó casi 2 millones de residentes a oscuras, forzando a la suspensión por segundo día consecutivo de las operaciones de los mercados financieros, el cierre más prolongado de actividades debido a condiciones meteorológicas en más de un siglo.

El centro del ciclón

El centro del ciclón se situaba a unos 24 kilómetros al este de la localidad de York y 145 kilómetros al oeste de Filadelfia, con vientos sostenidos máximos de 105 kilómetros por hora.

“Se espera hoy un avance a menor velocidad y un giro hacia el norte en el oeste del Estado de Nueva York”, añadió el boletín. “El ciclón se dirigirá a Canadá el miércoles”.

La llegada a tierra firme de “Sandy” convertido en tormenta, en la noche del lunes a martes con vientos sostenidos de 125 kilómetros por hora, levantó marejadas de hasta cuatro metros en áreas de Nueva Jersey y Nueva York.

Las lluvias continuas han causado inundaciones en Virginia, Maryland, Delaware y Pennsylvania.

En Queens, Nueva York, más de 200 bomberos seguían al amanecer intentando apagar un incendio que destruyó, al menos, 50 casas en el vecindario de Beezy Point, en la península Rockaway, inundado por la marejada que levantó “Sandy” al aproximarse a tierra firme.

Las oficinas del gobierno federal, en el área metropolitana de Washington, y de gobiernos estatales y municipales en el nordeste de Estados Unidos, permanecen cerradas hoy por segundo día consecutivo, mientras los equipos de emergencia atienden a los damnificados.

Las empresas de electricidad de la región han movilizado cientos de cuadrillas, algunas reclutadas de otras partes del país, para restablecer lo más pronto posible los servicios a la población.

Nueva York y su área metropolitana (19 millones de habitantes) han amanecido hoy sin transporte público, con importantes interrupciones del suministro eléctrico y con todos los aeropuertos y casi todos los puentes y túneles de la ciudad cerrados.

Aunque la bajada del nivel de las aguas, que gracias al descenso de la marea ha disminuido casi dos metros, ha relajado un poco la situación, algunas rachas de viento que persisten hoy próximas a los 100 kilómetros por hora, recuerdan que “Sandy” sigue cerca.

Las escuelas, universidades, museos, grandes sedes empresariales, la sede de Naciones Unidas y la bolsa de Nueva York seguirán cerradas hoy.

Una tormenta invernal paralela al ciclón “Sandy”, llevó vientos de unos 80 kilómetros por hora a los condados del sudoeste de Kentucy donde se ha emitido una alerta por fuertes nevadas.

La gobernadora de Carolina del Norte, Beverly Perdue, amplió el estado de emergencia al oeste de ese Estado donde se intensificaba hoy la caída de nieve.

En Connecticut, la marejada en la ensenada de Long Island inundó las calles y autopistas y los vientos derribaron postes y árboles.

Las autoridades también han emitido alertas por fuertes vientos e inundaciones en áreas costeras de los Grandes Lagos en Illinois, y en Maine los vientos de hasta 95 kilómetros por hora han causado el cierre del puerto de Portland.

La marejada inundó el balneario de Ocean City en Maryland al tiempo que en el oeste de ese mismo Estado las nevadas paralizaron el tránsito.

Una de las víctimas mortales de “Sandy”, que ya había causado decenas de muertes a su paso por el Caribe, fue uno de los 16 tripulantes del velero de tres mástiles “Bounty”, que se hundió en el Atlántico.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »