La nación

Santa llevó el árbol de Navidad al Congreso

La capital estadounidense comenzó a engalanarse para las fiestas navideñas con el tradicional árbol decorado en los jardines del Congreso, que se trasplantó en la mañana del lunes y que llegó acompañado por el propio Santa Claus y su esposa.

Ubicado en los jardines posteriores del Capitolio, se trata de un pino de los conocidos como Pícea de Engelmann, de 74 años, de unos 20 metros de altura y originario de las montañas del estado de Colorado, en el medio oeste del país.

La conífera llegó a la capital sobre un largo camión en cuya cabina rezaba el lema “De un tesoro nacional a otro” y custodiada por media decena de dotaciones policiales, así como por la simpática pareja formada por Santa Claus y la señora Claus.

“Santa” saludó uno por uno a los niños que se habían acercado a ver la llegada del árbol y les recordó que debían portarse bien hasta que él vuelva dentro de un mes.

Una vez trasplantada la conífera, durante los próximos días será decorada y, finalmente, el próximo 4 de diciembre se celebrará una ceremonia en la que el portavoz de la Casa de Representantes, John Boehner, encenderá las luces con las que haya sido adornada.
Por su parte, la Casa Blanca ya cuenta con su propio árbol de Navidad desde el pasado viernes, fecha en la que la primera dama, Michelle Obama, y sus dos hijas, Sasha y Malia, recibieron el pino de casi seis metros de altura y de tipo “Fraser” que adorna el Salón Azul de la residencia presidencial.

Este abeto, proveniente del estado de Carolina del Norte, fue cultivado, entre otros, por trabajadores hispanos, de gran presencia en la zona, e inclusive uno de ellos participó en el proceso de corte y empacado para su envío a la Casa Blanca. / Efe.

Foto: Varias personas trabajan en la plantación del árbol de Navidad en el Capitolio, Washington. EE.UU. / Efe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »