Latinoamérica Hoy

Santos pacta con Uribe reabrir el acuerdo de paz (video)

6 de octubre de 2016 – Bogotá – Agencias.

Suenan tambores de guerra en Colombia con una guerrilla acorralada que ve cómo se está quedando fuera de toda negociación mientras que el presidente Juan Manuel Santos y su enemigo número uno, el senador Álvaro Uribe, se reunían para fijar una nueva estrategia tras el fracaso del referéndum sobre el acuerdo de paz con la milicia. De esa alianza no puede salir nada bueno para las FARC. Ayer, y tras cinco años sin verse las caras, el ex presidente Uribe asistió a una reunión en la Casa de Nariño con Santos, en donde se revisaron las posibilidades para avanzar en un pacto político que permita salvar los acuerdos con las FARC a cambio de modificar el texto.

«Perseverar, perseverar, perseverar», tal como lo dijo el presidente tras reunirse tres horas con Uribe parece ser la nueva actitud del Gobierno y sus contradictores en el tema de la paz. Los dos líderes políticos acordaron empezar hoy mismo un posible ajuste al texto del acuerdo final con las FARC que fracasó el pasado domingo por escasos 54.000 votos en el plebiscito.

Uribe lanzó un primer mensaje de tranquilidad al decir que había encontrado «voluntad» de parte de Santos para hacer estas modificaciones. «Manifestamos ajustes y proposiciones iniciales que deberán introducirse a los textos de La Habana para buscar un nuevo acuerdo de paz que vincule a la totalidad de los colombianos. El presidente de la República expresó voluntad para lograrlo”, afirmó el senador conservador.

Por su parte, Santos afirmó que se avanzará con la oposición en un posible ajuste en el acuerdo con la narcoguerrilla. «Mi propósito es escucharlos, atender en la medida de lo posible sus observaciones y propuestas de ajuste para encontrar un camino que nos permita no sólo culminar el acuerdo de paz con las FARC, sino fortalecerlo», indicó.

A esta cita, Uribe fue acompañado del ex procurador Alejandro Ordóñez, quien ha sido otro de los grandes opositores de los acuerdos de paz, además de sonar como presidenciable de cara a 2018. Antes de entrar, Uribe señalaba que le preguntaría al presidente si hay intención de aplicar los cambios que ellos proponen. «Voy a preguntar hoy respetuosamente: ¿presidente, hay voluntad de llevar a cabo esta reforma? ¿Usted acepta que se revisen unos puntos, y no sólo unos poquitos?», aseveró.

Antes de la reunión con Uribe, Santos recibió al ex presidente Andrés Pastrana, que subrayó que hay que activar de inmediado las zonas de concentración de las FARC para que éstas se sientan seguras. También aseguró que el cese de hostilidades se puede extender cuantas veces sea necesario y sugirió que una parte de los acuerdos con la guerrilla se puede llevar a cabo, sumada a los cambios que se propongan.

El anuncio de Santos de que el cese bilateral y definitivo del fuego con las FARC se prorrogará hasta el 31 de octubre próximo mientras se encuentra una salida a la «zona gris» en la que quedó sumido el país después de que el «no» se impusiera en las urnas y se frustrara la refrendación de los acuerdos de paz con esa guerrilla fue totalmente inesperado. Se trata de una manera de meter presión a las dos partes: al uribismo y a la propia guerrilla, para que las negociaciones se aceleren. Sin embargo, el órdago le podría salir mal y los milicianos podrían volver a la selva. De todas maneras, Santos tiene facultad de extender el cese al fuego más allá de esa fecha.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »