Mundo

Seis alimentos para controlar la hipertensión arterial

Y lo mejor: algunos figuran entre sus preferidos.

La ciencia actual está cambiando la manera en que las personas mayores de 50 años tratan su presión arterial. Una gran cantidad de nuevos estudios acerca de la relación entre los alimentos y la hipertensión sugiere que reducir la presión arterial podría ser más fácil de lo que se pensaba.

Para los adultos mayores, ese número elevado en la lectura de su presión arterial podría ser el indicador más claro de sufrir problemas cardíacos en el futuro, o incluso de muerte prematura. Una lectura normal es de alrededor de 120/80. Si el primer número es 140 o más, hay motivos suficientes para preocuparse.

Así que, ¿qué puede hacer si el primer número se está acercando a 140, o lo supera?
Coma más de los seis alimentos fabulosos que se indican a continuación, que, además de ser muy ricos, dilatan los vasos sanguíneos y disminuyen la presión arterial.

Alimento número 1: Los arándanos

El arándano puede protegerlo contra la hipertensión.

1. ¡Cambie a azul!

Comer una porción de arándanos a la semana puede ayudarlo a controlar el riesgo de padecer hipertensión. El arándano, al igual que la frambuesa y la fresa, contiene ciertos compuestos naturales llamados antocianinas que protegen contra la hipertensión, según un reciente estudio británico-estadounidense publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, que se llevó a cabo con aproximadamente 157.000 hombres y mujeres.

Siguiente: Alimento número 2: El cereal y sus beneficios para la salud.

2. Los beneficios del cereal

Comer un tazón de cereales en el desayuno, especialmente cereal integral y alto en fibra, como la avena, los cuadritos de avena, hojuelas de salvado o trigo molido, puede reducir el riesgo de presentar presión arterial alta, según hallazgos recientes de los investigadores de la Harvard University. Además, mientras más porciones de cereal coma a la semana, mayores serán los beneficios. A esto, si considera las recientes investigaciones sobre los arándanos, aumentará al doble los beneficios para su salud si le agrega bayas a su tazón de cereales.

Siguiente: Alimento número 3: Las papas y sus minerales.

3. Una papa, dos papas…

A todos nos gustan las papas asadas, ¿no es así? Y, ¿sabía usted que la papa asada es rica en potasio y magnesio, dos minerales importantes que pueden ayudarlo a luchar contra la presión arterial alta? Según las investigaciones, si los estadounidenses aumentaran su ingesta de potasio, los casos de hipertensión en los adultos disminuirían más de un 10 %. Y respecto al magnesio, de acuerdo con los NIH (Institutos Nacionales de la Salud), muchos estadounidenses de mayor edad no consumen lo suficiente en su alimentación habitual. Entonces, ¿por qué no matar a dos pájaros con un solo plato? Además de las papas asadas, el pescado mero (hallibut), la espinaca, la banana, la soya, los frijoles rojos y el yogur natural sin grasa son también alimentos ricos en ambos minerales.

Siguiente: Alimento número 4: La dulce remolacha.

Para reducir la presión arterial, el jugo de remolacha es tan eficaz como una tableta de nitrato.

4. La dulce remolacha

Tomar un vaso de jugo de remolacha puede bajar la presión arterial en tan solo un par de horas, según el estudio Hypertension de la Queen Mary University de Londres, que se publicó el año pasado en el periódico de la American Heart Association (Asociación Estadounidense de Cardiología). Los investigadores encontraron que el nitrato que contiene el jugo produce el mismo efecto que una tableta de nitrato. Puede encontrar el jugo de remolacha en algunas tiendas de alimentos naturales y en algunos supermercados especializados, como Whole Foods. Entre los alimentos ricos en nitrato, se incluyen la espinaca, la lechuga, el repollo, las zanahorias y, por supuesto, las remolachas enteras.

Siguiente: Alimento número 5: ¿Prefiere la leche descremada?

¿Prefiere la leche descremada?

Ingerir productos lácteos bajos en grasa puede reducir el riesgo para las mujeres de padecer hipertensión. Esta es la conclusión de un estudio realizado en el 2008, en el que participaron cerca de 3.000 mujeres de 54 años de edad promedio. Aquellas que consumieron en su mayoría productos bajos en grasas, como el yogur, requesón bajo en grasa, yogur congelado, leche descremada o baja en grasa, redujeron en un 11 % las probabilidades de tener presión arterial alta.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »