Mundo

Seis presentadores de la BBC se bajarán el sueldo para combatir la brecha salarial

Nicky Campbell, Jeremy Vine, John Humphrys, Huw Edwards, Nick Robinson y Jon Sopel. CORDON PRESS. REUTERS-QUALITY

La delegada de la cadena en China dimitió recientemente porque ganaba considerablemente menos que sus compañeros varones

26 de enero de 2018 – Londres – Agencias.

Seis de los principales presentadores de noticias de la BBC han acordado rebajar sus salarios en reacción a las recientes revelaciones sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres en la corporación pública. La decisión, anunciada por la propia compañía, se produce en medio del debate suscitado por una sucesión de escándalos que han sacado a relucir diferentes expresiones de sexismo en la vida pública del país. La delegada en China de la corporación pública dimitió hace tres semanas tras comprobar que compañeros varones en cargos equiparables cobraban sustancialmente más que ella.

El primero en anunciar su decisión de rebajar su sueldo fue John Humphrys (con un salario anual de más de 685.000 euros), presentador de Today, el informativo matinal radiofónico estrella. Le siguieron, a lo largo de la jornada, su compañero de programa Nick Robinson (más de 280.000); Jeremy Vine, presentador de radio (más de 800.000 euros al año); Huw Edwards, presentador de un noticiero televisivo (más de 630.000); Jon Sopel, delegado en Norteamérica (más de 230.000), y Nicky Campbell, que presenta dos programas (más de 450.000). Aún no se ha informado de cuál será su reducción de salario, ni de si el dinero ahorrado por la corporación se destinará a mejorar los sueldos de las mujeres.

Un portavoz dijo que la BBC está “muy agradecida” a los grandes “periodistas y presentadores” que han acordado reducir sus remuneraciones. “Estamos orgullosos de que trabajen en la BBC”, añadió.

El director de medios de la casa, Amol Rajan, explicó que la competencia en la industria del entretenimiento se ha intensificado, mientras en las noticias ha sucedido lo contrario. “Muchos de los que ahora se recortan el sueldo lograron acuerdos generosos hace años”, dijo. “Ese mundo ha desaparecido, y estos presentadores aceptan que un trozo de sus salarios debe desaparecer con él”.

El pasado 8 de enero, la delegada en China de la BBC, la prestigiosa periodista Carrie Gracie, presentaba su dimisión tras comprobar que dos compañeros hombres en puestos equiparables cobraban sustancialmente más que ella. La prestigiosa periodista, en una carta abierta a espectadores y oyentes, denunció “una cultura salarial secreta e ilegal” que discrimina sistemáticamente a las mujeres en la que es su casa desde hace tres décadas.

En julio del año pasado, la BBC publicó una lista de los 96 periodistas de la corporación que cobraban más de 150.000 libras (171.000 euros) anuales. Esta reveló que solo un tercio eran mujeres y que los siete primeros puestos, además, estaban ocupados por hombres. El hombre mejor pagado, Chris Evans, cobraba más de 2,5 millones de euros al año, más de cuatro veces más que la mujer mejor pagada, Claudia Winkleman. La información provocó que 40 de las más populares presentadoras pidieran por carta al director general, Tony Hall, un cambio en la política salarial.

El escándalo en la BBC ha abierto un debate más amplio sobre la brecha salarial en el país. En abril, todas las empresas con más de 250 empleados deberán hacer públicas sus diferencias salariales entre hombres y mujeres. El debate coincide con una serie de escándalos que han revelado comportamientos sexistas en el Parlamento y en el mundo de las finanzas y las grandes empresas.

Tony Hall y Carrie Gracie están llamados a comparecer ante un comité parlamentario en las próximas semanas para prestar testimonio sobre la discriminación salarial en la corporación pública. Un informe interno publicado en octubre reveló que la brecha salarial en la BBC es del 9,3%, frente a una media nacional del 18,1%. Está previsto que la corporación pública presente en las próximas semanas los resultados de una auditoría externa sobre las condiciones salariales de sus periodistas y presentadores, coincidiendo con la comparecencia de Hall en el Parlamento.

“Es admirable que estos presentadores quieran mostrar solidaridad con sus colegas mujeres recortándose el sueldo”, dijo Damian Collins MP, presidente del comité ante el que comparecerá Hall. “Pero eso no soluciona los problemas fundamentales de la desigualdad en el pago que Carrie Gracie y otros han denunciado”.

La primera ministra, dijo ayer un portavoz, “quiere que haya igualdad salarial” y considera que “cualquier movimiento de la BBC para continuar tomándose el asunto en serio será bienvenido”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »