Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Sudán y Sudan del Sur enfrentados por la toma de una zona petrolera en la difusa frontera de los dos países.

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió a Sudán y Sudán del Sur que cesen las hostilidades y retomen el diálogo, después de que el Gobierno sursudanés confirmara la toma de la zona petrolera de Heglig, lo que generó que Sudán lanzara un ataque en esa área de la provincia fronteriza de Kordofán del Sur.

“Ambas partes deben regresar al diálogo y detener todas las hostilidades”, dijo ante la prensa la presidenta de turno del Consejo de Seguridad, la embajadora estadounidense Susan Rice, quien aseguró que los miembros de este órgano están “gravemente preocupados” por la escalada del conflicto.

Rice señaló que Sudán del Sur confirmó que ocupó Heglig y pidió en nombre de los 15 miembros del Consejo de Seguridad la retirada “inmediata” de esa zona de las fuerzas Movimiento Popular para la Liberación de Sudán (MPLS), al tiempo que exhortó a Sudán a detener “los bombardeos aéreos e incursiones en Sudán del Sur”.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, mostró también su preocupación por el conflicto y aseguró que “la prioridad” actualmente es rebajar las tensiones, dijo a la prensa su portavoz, Martin Nesirky.

Ban trasladó ese mensaje al presidente sursudanés, Salva Kir, con quien mantuvo una conversación telefónica en la que el líder aseguró que los últimos movimientos de fuerzas fueron “en defensa propia”.

El secretario se reunió, además, a última hora del martes con el embajador de Sudán ante la ONU, Daffa-Alla Elhag Ali Osman, detalló Nesirky, quien explicó que en el encuentro Ban exhortó “enérgicamente” a ese país a que ejerza “la máxima moderación y evite más acciones militares”.

“Antes de iniciar un debate sobre las causas de la escalada de la violencia, la prioridad inmediata es rebajar la situación para evitar un mayor derramamiento de sangre”, indicó el secretario general, quien recomendó a ambos países a mantener una cumbre presidencial “inmediatamente”.

El objetivo de ese encuentro es para Ban “impulsar la confianza y garantizar a los pueblos de Sudán y Sudán del Sur que la paz y el diálogo constituyen la única opción para ambas partes”.

Los enfrentamientos en Heglig estallaron a finales del mes pasado, en medio de una tensión bélica creciente después de que Sudán del Sur decidiera suspender su producción de petróleo, una fuente de ingresos fundamental para los dos Estados.

Desde la independencia de Sudán del Sur, el 9 de julio de 2011, los ejércitos de los dos países han protagonizado numerosos enfrentamientos en frontera que es rica en petróleo y cuyos límites aún no se han definido.

Foto: Cortesía de http://cambiopolitico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *