Mundo

Taiwán hace historia al permitir el matrimonio homosexual

Las calles de Taiwan se llenaron de miles de personas / REUTERS

El parlamento taiwanés tenía de margen hasta el próximo 24 de mayo para regularizar la situación de las parejas del mismo sexo

17 de mayo de 2019 – Agencias.

La República de China (Taiwán) ha marcado un hito. Esta pequeña isla de 23 millones de habitantes se ha unido a la lista de los países, estados y regiones que permiten el matrimonio homosexual. Es la primera vez en la historia de Asia que se logra un paso así en materia de derechos humanos.

La batalla hasta llegar hasta aquí ha sido ardua. Las autoridades taiwanesas tenían hasta el 24 de mayo para promulgar o no esta ley. Alrededor de 40.000 personas esperaban a las puertas del Parlamento, y bajo la lluvia, a que los diputados aprobaran esta legislación.

Tras un intenso debate en el Hemiciclo, llegaba la buena noticia: 66 diputados votaban a favor y 27 en contra. “Me siento extremadamente feliz de ser parte de este momento histórico en ciernes. Estoy tan feliz de que mi país, Taiwán, continúe siendo un paradigma en Asia para la pogresión, la igualdad y la aceptación. Me da esperanza de que incluso cosas mejores vengan para la comunidad LGTBQ en Taiwán, Asia y por todo el mundo”, comentaba emocionado Duncan, un joven de 33 años.

Esta medida ha estado respaldada por la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, se trata de una baza enorme de cara a compararse con el continente, con la China comunista, en cuanto a libertades individuales y derechos civiles. “Hemos dado un gran paso hacia la igualdad y hemos hecho de Taiwán un país mejor”, tuiteó Tsai, justo después de aprobarse la ley.

Sih Cheng Du, activista de la Asociación Taiwán Tongzhi Hotline, indica en su oficina de Taipéi que en Asia “Tailandia y Taiwán son los más abiertos con la comunidad LGTBI”. “Tenemos movimientos fuertes LGTBI taiwaneses. La actitud de la opinión pública respecto a la comunidad homosexual es buena. La del Gobierno también. Salvo grupos religiosos o muy conservadores, en general no hay problemas. Nosotros demandamos más protección legal”.

Al preguntarle a Sih Cheng por qué en Taiwán son más abiertos que en el resto de países asiáticos, el joven explica que se debe a la educación de género basada en la igualdad (que lleva en vigor en Taiwán desde 2004) y por la que ningún estudiante será discriminado por su género, condición sexual, orientación…”. Algo que en opinión de Sih Cheng también es progresista comparado con la educación en otros países de la región.

Los bulos provenientes de China han sido difíciles de batir y han calado en la sociedad taiwanesa. En los últimos años se han perdido referéndums sobre estas cuestiones, el último en noviembre. Aunque la última palabra la tenía el Tribunal Constitucional. “Ha habido bastante desinformación y fake news generadas desde el continente, han llegado a decir que Taiwán será la isla del VIH o noticias conspirativas que ligan falsamente a la familia de la presidenta Tsai con caros tratamientos contra el Sida”, explica Sih Cheng Du.

Con todo, el activista reconoce que cogerse de la mano o besarse en la calle sigue girando cuellos en la isla, pero también porque culturalmente no suelen hacer muestras de cariño en público. “El siguiente paso será la adopción en pareja y la formación de familias. Se permite de manera individual, pero si uno de los padres muere… El hijo se queda en un limbo legal”.

Lo más leído

To Top
Translate »