México

Tener amante “era atributo del poder” para políticos mexicanos

La mayoría de presidentes y políticos mexicanos han tenido sus amantes fijas, que se conoce como “casa chica”, porque les daba brillo, prestigio y “era atributo del poder”, dijo a Efe la escritora mexicana Mónica Lavín.

“Todos los presidentes han tenido sus amantes. Estaba bien visto, les vestía y era parte de su gallardía, del prestigio presidencial”, afirmó la escritora con motivo de su más reciente libro “La casa chica” (Planeta, 2012).

En su libro, la escritora galardonada con el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska (2010) recrea diversas historias que denomina como “ficción documental” sobre diversos personajes reales de la historia de México y de sus relaciones con sus amantes, aunque es un trabajo literario sobre la conducta humana y “un recorrido por un México que ya no es”.

Por sus páginas pasan diversos momentos y las aventuras de personajes como la espía alemana Hilda Krüger, quien fue amante de Miguel Alemán cuando éste se desempeñaba de ministro de Gobernación, y quien más tarde fue presidente entre 1946 y 1952.

En el libro aparecen diversos personajes como el empresario Jorge Pasquel, las actrices Mirsolava Stern y Lupe Vélez, el director de cine Emilio “El Indio” Fernández, los pintores Frida Kahlo y Manuel Rodríguez Lozano, y los políticos José Vasconcelos y Maximino Ávila Camacho.

Lavín afirmó que aunque durante siglos la “casa chica” fue una institución paralela al matrimonio, que reflejaba la vida oculta y las pasiones clandestinas, y que formaba parte de los privilegios del poder político y económico, actualmente ha perdido brillo, debido a que “es poco viable y una carga tremenda”. / Efe.

Foto: La escritora mexicana Mónica Lavín. / Agencias.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »