Mundo

Terrorismo nuclear ¿Cuáles son las amenazas reales?

ashington – Agencias.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha alertado este sobre el riesgo del terrorismo nuclear y ha hecho un llamiento a la comunidad internacional para que sume esfuerzos y evite que grupos como el Estado Islámico tengan acceso a material radioactivo.

“Sólo una pequeña cantidad de plutonio, del tamaño de una manzana, podría matar o herir a cientos de miles de personas inocentes”, alertó Obama ante representantes de más de 50 países, incluidos 22 jefes de Estado o de gobierno, que asisten en Washington a la Cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear (NSS).

Planta nuclear en Bélgica. Reuters

Planta nuclear en Bélgica. Reuters

Obama destacó que el peligro de que un grupo terrorista tenga acceso a materiales nucleares radiactivos constituye una de las más grandes amenazas a la seguridad mundial.

Al respecto recordó que el grupo terrorista al Qaeda ha buscado materiales nucleares, y que los terroristas implicados en los ataques de París y Bruselas filmaron instalaciones nucleares, mientras que Estado Islámico usó armas químicas, incluido gas mostaza en Siria e Irak.

“No hay duda de que si estos locos echan mano en una bomba nuclear o material nuclear, ciertamente lo usarán para matar a tanta gente inocente como sea posible”, advirtió Obama.

La preocupación por que los terroristas atenten con armas nucleares ha aumentado desde los atentados perpetrados el 13 de noviembre en París por el Estado Islámico, que se saldaron con 130 muertos. Entonces, el primer ministro francés, Manuel Valls, ya lanzó esta advertencia.

Pero ¿Cuáles son las amenazas reales de que grupos terroristas como DAESH consigan armamento nuclear para perpetrar sus atentados?. ¿Se trata sólo de una llamada de alerta o el riesgo es real?

Pues según Matthew Bunn, experto en terrorismo nuclear y profesor de la Universidad de Harvard, el riesgo es “auténtico” pero “no deberíamos entrar en pánico” según dijo a BBC Mundo.

Según Bunn, “no hay evidencia directa” de que Estado Islámico lo tenga entre sus planes. Tampoco el gobierno de Estados Unidos cree que haya pruebas. “Pero sí hay indicadores preocupantes”, apostilla.

Centrales nucleares, objetivo

Los últimos atentados cometidos en Bruselas han provocado que el ministro del Interior belga, Jan Jambon, haya advertido este viernes de que las centrales nucleares “son un objetivo interesante para los terroristas”, al tiempo que ha subrayado la necesidad de reforzar la seguridad en este tipo de instalaciones.

El ministro del Interior belga, que se encuentra en Washington para participar en la cumbre sobre seguridad nuclear organizada por Estados Unidos, ha asegurado que la posibilidad de un ataque contra centrales nucleares es “una problemática que obsesiona” a los estados.

“Los terroristas pueden utilizar material nuclear para construir bombas. Los jefes de Estado quieren evitar una catástrofe”, ha explicado, en declaraciones a la cadena de televisión RTL.

El ministro del Interior belga ha hablado de los atentados contra “centrales nucleares” pero también contra “materiales nucleares” y ha puesto como ejemplo el riesgo de ataques contra hospitales que tienen material nuclear, una posibilidad que analizan las autoridades belgas.

Jambon ha subrayado que hay que reforzar la seguridad de las centrales nucleares y ha advertido de que son “un objetivo interesante” para los terroristas aunque, por el momento, no hay “amenazas directas” contra estas instalaciones.

Tras recordar que se han desplegado militares para proteger las instalaciones nucleares, el ministro ha dicho que han solicitado a los responsables de las centrales nucleares que vigilen si hay personas radicalizadas trabajando en sus instalaciones y que se aumente la vigilancia en los hospitales con material nuclear. “Creo que los gerentes (de las nucleares) son muy conscientes de los peligros y riesgos”, ha asegurado.

Y es lógica la preocupación del ministro belga si se tiene en cuenta que en el año 2012, dos empleados de la central de Doel, en el norte del país (una de las dos centrales nucleares en Bélgica), dejaron sus puestos de trabajo y se unieron a los yihadistas de EI en Siria y que en agosto de 2014, alguien con acceso a la planta de Doel drenó el lubricante de la turbina del reactor, lo que causó un sobrecalentamiento, según recuerda la BBC.

Y en noviembre de este año pasado, la policía belga descubrió que la célula terrorista que perpetró los atentados de París siguió y grabó a un alto cargo de una central belga con acceso a materiales nucleares y radiactivos. Las autoridades creen que los autores de la operación de vigilancia fueron los dos hermanos que se inmolaron con un cinturón de explosivos en el aeropuerto de Bruselas.

“Está claro que hay una amenaza y que se ha amplificado en los últimos meses”, afirma a BBC Mundo Carl Robichaud, experto en seguridad nuclear de la Fundación Carnegie por la Paz Internacional, con sede en Nueva York.La Cumbre de Seguridad Nueclear de Washington busca evitar que ese material caiga en manos de los radicales.

Protección física de los materiales nucleares

La Cumbre de Seguridad Nuclear es organizada a iniciativa del presidente Barack Obama, con la Agencia Internacional de Energía Atómica, cuyo director general, Yukiya Amano, destacó que este organismo seguirá desempeñando un papel principal como plataforma mundial para el fortalecimiento de la seguridad nuclear y animó a los estados miembros a hacer un mayor uso de sus servicios.

“Con 168 estados eiembros, el OIEA tiene el alcance global y la experiencia técnica para servir como una plataforma de seguridad nuclear mundial eficaz”, dijo Amano, quien destacó que desde 2010, la Agencia ha formado a más de 10.000 personas en materia de seguridad nuclear, incluida la policía y los guardias fronterizos; ha dado a los países más de 3.000 instrumentos para la detección de materiales radiactivos nucleares y ha llevado a cabo alrededor de 60 misiones de asesoramiento para ayudar a los Estados a mejorar sus regímenes nacionales de seguridad nuclear.

Según la base de datos de la agencia, 133 países han reportado incidentes de tráfico ilícito y otras actividades no autorizadas relacionadas con materiales nucleares y radioactivos, desde la base de datos se estableció en 1995. “Los Estados deberían hacer un mejor uso de esta base de datos y reportar todos los incidentes pertinentes con el fin de mejorar la comprensión de todo el mundo de la magnitud del problema”, agregó.

Amano llamó la atención sobre la importancia de la Enmienda a la Convención sobre la protección física de los materiales nucleares (CPFMN), jurídicamente vinculante en el ámbito de la protección física de los materiales nucleares. En 2005, las Partes en dicha Convención adoptaron la enmienda para ampliar el alcance del convenio original para cubrir las instalaciones nucleares y materiales nucleares de uso doméstico.

Pero para que la que la enmienda entre finalmente en vigor, es necesaria la adhesión de dos países más. En virtud de dicha enmienda, los países asumen nuevas obligaciones para compartir información sobre sabotajes y amenazas.

La Cumbre de Seguridad Nuclear es un foro para discutir al más alto nivel la necesidad de asegurar los materiales nucleares y prevenir el terrorismo nuclear. La primera cumbre se celebró en Washington en 2010, y después se han celebrado en Seúl (Corea del Sur) en 2012, y en La Haya (Holanda) en 2014.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »