La nación

Texas emplea por primera vez una sola inyección para cumplir con una pena de muerte

EFE – Las autoridades en Huntsville (Texas, EE.UU.) ejecutaron hoy con una sola inyección letal a un afroamericano condenado por un asesinato en 1998, pese a que la defensa insistió en que éste padecía de retraso mental.

Yokamon Hearn, de 33 años, había sido condenado a la pena capital por el asesinato en 1998, cerca de Dallas, de un hombre blanco al que también había secuestrado en el vehículo de la víctima.

Las autoridades confirmaron la muerte de Hearn a las 18.37 hora local (22.37 GMT), aproximadamente 25 minutos después del inicio del suministro del fármaco letal.

Antes de ser ejecutado, Hearn expresó, amor y buenos deseos a su familia y dijo estar “listo”.

Hearn se convirtió así en el sexto ejecutado en Texas en lo que va del año y en el número 483 desde 1982.

Aunque ya tenía antecedentes criminales por robo, asalto, violación y posesión de armas, entre otros delitos, la defensa argumentó infructuosamente que Hearn nació con retraso mental debido a que su madre ingería bebidas alcohólicas durante su embarazo.

El Tribunal Supremo de EE.UU. rechazó esa y una segunda apelación de la defensa para frenar la ejecución, que argumento además que la fiscalía no investigó a fondo los problemas mentales y carencias que sufrió Hearn durante su niñez.

Según las pruebas realizadas al acusado, Hearn tenía un coeficiente de inteligencia demasiado alto para considerarle un retrasado mental.

Hearn fue ejecutado con una sola dosis del sedante pentobarbital, en lo que constituye el primer caso de un reo ejecutado en Texas con una sola inyección letal.

Desde 1982, las autoridades penitenciarias utilizaban una combinación de tres fármacos, pero la semana pasada anunciaron el cambio en el procedimiento para las ejecuciones.

Texas se suma así a otros estados, entre ellos Ohio, Arizona, Idaho y Washington, que utilizan un solo fármaco para las ejecuciones.

Foto: Las autoridades confirmaron la muerte de Hearn a las 18.37 hora local (22.37 GMT), aproximadamente 25 minutos después del inicio del suministro del fármaco letal. EFE/Archivo

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »