Mundo

Tips para mejorar su visión

De cerca y de lejos

Dos de los problemas más habituales en la visión son la miopía y la presbicia; también conocidas como la dificultad de ver de cerca o de lejos. Ambos afectan la visión y la distancia percibida al mirar objetos.

Ambas condiciones pueden ser curadas por su cuenta si se lo permite. Casi cualquier condición ocular es causada por malos hábitos aprendidos durante la niñez, y la tensión sobre los ojos.

La miopía (dificultad para ver de lejos) es causada por la elongación de los globos oculares. Esta dificultad es causada por hábitos que incluyen sólo mirar objetos de cerca por largos períodos de tiempo.

Esto comienza en la edad escolar, cuando los niños son obligados a aprender cosas de libros y otros materiales que requieren contacto visual de cerca.

La miopía se vuelve un problema debido a la tensión ocular, a la presión, a la ansiedad o a la frustración. La presión a la que los niños son sometidos es enorme. Ver el material por largos períodos sin un descanso puede causar que los ojos se tensen ante información de cerca.

La presbicia (dificultad para ver de cerca) comienza a afectar a las personas a partir de los 40 años de edad. Es entonces cuando las lentes comienzan a endurecerse. Los músculos en torno al ojo pueden ser entrenados para forzar al ojo a contraerse, aún cuando las lentes se han endurecido.

Según parece, esta condición puede ser parte del proceso de envejecimiento, por lo que simplemente aceptamos el problema y comenzamos a usar gafas. Permitimos que nuestros ojos se vuelvan perezosos, y aprendan a confiarse en lentes artificiales para pasar el día.

Ambas condiciones pueden ser evitadas permitiendo que los ojos se muevan naturalmente a diario.

Si está estudiando algo de cerca por mucho tiempo en el día, pase una hora aproximadamente mirando objetos a la distancia. Si observa cosas a la distancia, tome un libro y lea algunas páginas.

Algunos ejercicios

Los ojos son órganos asombrosos, y son los primeros en la línea de defensa contra la tensión; simplemente tendemos a ignorar estas señales. Si la visión se torna borrosa o distorsionada, sus ojos le están diciendo que debe relajarse y tomárselo con más calma.

Cuando se sienta tenso, hay algunas actividades que puede llevar a cabo, y sólo le tomarán algunos minutos.

Lo primero por hacer, es relajarse. Detenga lo que esté haciendo y tome un breve descanso. No necesita abandonar su escritorio o su área de trabajo.

Simplemente mueva sus ojos, pues no están diseñados para quedarse mirando al frente por horas. Mire lejos de la pantalla o de los papeles que tiene en frente suyo, enfóquese en objetos que estén a mayor distancia, y dele a sus ojos la oportunidad de moverse entre cerca y lejos.

Comer más saludablemente le ayudará a mejorar su salud y su visión. Lo importante a recordar es mantener sus ojos en movimiento, y dejarlos descansar cada 15 a 20 minutos. / Agencias.

Foto: Cortesía de: http://www.vivirsalud.com

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »