Editorial

Todo tiene su lado positivo y negativo

Todo tiene su lado positivo y negativo

29 de julio de 2020 – por: El Director.

A pesar de las tragedias personales y económicas que conlleva una pandemia como esta u otro desastre natural, siempre, a pesar de todo el daño que causa, tienen su lado positivo y no todos son victimizados por igual, incluso para algunos ha sido muy beneficiosa, tanto o más que en los mejores momentos económicos.

Muchos sacan partido de los hechos y obtienen excelentes ganancias económicas y no solo en este rublo, también en lo político; los candidatos ante unas próximas elecciones, se juegan diferentes cartas con el signo coronavirus para obtener más votos.

Igualmente, en otros escenarios, eventos como este COVID-19   ha servido para educarnos más, aprender nuevos oficios, practicar entretenimientos olvidados y acercarnos más en el núcleo familiar y sobre todo, esta pandemia ha servido para recordarnos que no debemos dejar de lado el servicio de salud y para prepararnos más en este campo; ha servido para que los gobiernos tengan muy en cuenta que, deben fortalecer económicamente las investigaciones científicas y estudios avalados por las grandes universidades y laboratorios. Esta no es la última pandemia que azotará la humanidad, vendrán otras que causaría más muertes y desastres de todo tipo si no nos preparamos, entonces, debemos hacerlo desde ahora para enfrentarlas y superarlas con éxito.

Claro, el confinamiento ha tenido su lado negativo, muy negativo; pero también para muchos ha sido importante el poder encontrarse consigo mismo y recordar matices olvidados de la familia. Pues ha habido suficiente tiempo para repasar la historia familiar de cada uno de nosotros y superarnos como seres humanos.

Luego de grandes desastres naturales la historia nos muestra como sus habitantes luchan con más ímpetu para reconstruir su nación, como lo hizo Japón, luego del poderoso sismo ocurrido el 11 de marzo del 2011, paso a la historia como el más costoso del país, dejo muchas víctimas y una economía en un peligroso declive del que muchos dudaban de que saliera antes de varios meses, la situación no fue así. En un programa televisivo el mismo día del sismo, el economista estadounidense Larry Summers, dijo que, paradójicamente, la tragedia ayudará a que la economía japonesa se recupere. Por supuesto, a corto plazo la producción se ralentizará, pero al cabo de un par de meses los esfuerzos de recuperación impulsaron la demanda, el empleo y el consumo. Larry Summers tenía razón.

Lo mismo ocurrió con la Gran Depresión Estados Unidos no empezó a salir de la crisis hasta que entró en la segunda guerra mundial, la mayor catástrofe del siglo pasado.

Pero ante una crisis como esta del COVID-19 debemos fijar objetivos a corto plazo para crear el mayor número posible de empleos, ingresos y demanda económica lo antes posible, y la de las necesidades a largo plazo para lograr un crecimiento y una prosperidad sostenibles.

A corto plazo, como mencione, la creación de empleo, en la que se toma en cuenta el número de trabajos creados por cada dólar invertido, pero también los tipos de trabajos creados y quiénes se benefician de ellos, así como la adecuación entre las aptitudes necesarias y las disponibles en la fuerza laboral a nivel local.

A largo plazo, todo proyecto debe brindar apoyo al país teniendo en cuenta el impacto en el capital humano algunos funcionan mejor en el perfeccionamiento del capital humano, al fomentar las aptitudes y la salud futuras de la población. Otros pueden promover el uso de tecnologías más eficientes, proporcionar importantes bienes públicos como modernas fuentes de energía o saneamiento, o abordar las deficiencias del mercado, como subsidios que distorsionan el mercado y que son obstáculos para el crecimiento a largo plazo.

Todo proyecto, toda ley debe tener en cuenta las clases menos favorecidas y apoyarlas tanto económicamente como en el campo de la salud y la educación.

¿Será que es el momento de considerar la renta básica universal? Este país puede marcar un hito en este sentido y acabar con la pobreza de una vez por todas. Contrario a lo que creen muchos, estudios y pruebas en varios países han demostrado que un ingreso básico universal, desarrolla la producción en lugar de ralentizarla como piensan muchos, pero este, junto con la reducción de las horas laborables, sería un tema apasionante de varios editoriales.

Por lo pronto, cuídense, hay que aprender a convivir con este virus, pues va a estar con nosotros por mucho tiempo. ¿Y la vacuna?, seguramente al finalizar el año la podremos verla en acción y ojalá esté al alcance de todos.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »