La nación

Trump anunciará su candidato para el Supremo el 9 de julio

El presidente Donald Trump habla con la prensa arriba del Air Force One. AFP.

El mandatario sostuvo que está evaluando a cerca de cinco candidatos, entre los que hay dos mujeres

29 de junio de 2018 – Washington – Agencias.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, revelará el nombre del juez que sustituirá a Anthony Kennedy en el Tribunal Supremo el 9 de julio. Así lo anunció este viernes a los periodistas cuando estaban a bordo del Air Force One. Agregó que ha reducido el número de opciones y que hay dos mujeres entre ellas. “Seguramente me encuentre con seis o siete personas para el proceso”, apuntó el mandatario, que pretende hablar con un par de ellos este fin de semana.

Kennedy, de 81 años, un juez conservador moderado, anunció este miércoles su intención de retirarse del máximo tribunal a fines de julio. Su paso al costado le permite a Trump nombrar un juez que afiance aun más la mayoría conservadora de la máxima instancia judicial del país. El presidente aseguró que no le preguntará a los candidatos sobre su posición frente al derecho al aborto.

Entre los posibles candidatos para ocupar el puesto número nueve en el Supremo, se rumorea el senador republicano de Utah Mike Lee, de 47 años. “Dijo que le gustaría este trabajo, por lo general no lo dicen”, respondió el presidente sobre su posible elección.

En cuanto a los magistrados actuales del Supremo, Trump afirmó que le gustan todos: “Este es un grupo de jueces muy talentosos, brillantes y conservadores en su mayor parte”. Tiene razón en esto último y se ha visto reflejado recientemente cuando la mayoría ha emitido varias sentencias a favor de grupos religiosos y conservadores. Kennedy, sin embargo, desempeñaba un papel más centrista, y por eso su partida podría provocar un giro a la derecha en el máximo tribunal.

Kennedy, el miembro más longevo del Tribunal Supremo estadounidense -30 años en el cargo-, ejerció muchas veces de árbitro entre las dos bandas. Su voto fue clave en la legislación sobre el aborto en 1992, la autorización a los presos de Guantánamo a recurrir en tribunales civiles su detención indefinida en 2008 o el levantamiento en 2010 de casi todos los límites a la financiación privada de campañas electorales. Muchos lo recuerdan como la llave que permitió legalizar el matrimonio homosexual en 2015.

La máxima instancia judicial de EE UU está dividida. Por un lado están los jueces a los que se les considera conservadores: Samuel Alito, John G. Roberts, Anthony Kennedy, Clarence Thomas y Neil Gorsuch. Y por otro, los progresistas: Sonia Sotomayor, Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg y Elena Kagan.

Gorsuch, que fue nominado por Trump nada más llegar a la Casa Blanca, garantizó la mayoría conservadora del tribunal, con cinco miembros considerados como tal y cuatro progresistas cuyo mandato es vitalicio. Esta semana, tanto en el fallo contra los sindicatos como en el del veto migratorio del Gobierno para varios países de mayoría musulmana, su voto con los conservadores ha sido decisivo.

La batalla promete ser feroz en el Senado, que deberá confirmar la elección del candidato de Trump mediante una votación en otoño. Los republicanos tienen solo una mayoría muy pequeña contra la oposición demócrata, que teme ver que el lado conservador cambie firmemente al tribunal superior.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »