La nación

Trump ataca al ya exdirector del FBI: «No estaba haciendo un buen trabajo»

10 de mayo de 2017 – Agencias.

El presidente de EEUU, Donald Trump, defendió hoy su decisión de despedir al ya exdirector del FBI James Comey y dijo que lo hizo porque “no estaba haciendo un buen trabajo”. Fueron las primeras declaraciones públicas de Trump sobre el despido de Comey, que ha causado una tormenta política en Estados Unidos, y el presidente las hizo durante una reunión con el exsecretario de Estado Henry Kissinger en el Despacho Oval.

El presidente de EEUU, Donald Trump, charla con la prensa tras recibir al exsecretario de Estado Henry Kissinger en el Despacho Oval.

Trump, comunicó ayer a Comey, siguiendo las «recomendaciones claras» de la cúpula del Departamento de Justicia, su destitución. Trump destacó que el FBI es una de las instituciones más respetadas de Estados Unidos y apuntó que, con esta salida, arranca «un nuevo comienzo para la joya de la corona» en materia de agencias de seguridad.

James Comey lideraba una investigación sobre los posibles lazos de la campaña del magnate con Rusia en las elecciones de 2016. El propio presidente envió una carta a Comey, quien se encontraba de viaje en California cuando estalló la noticia, en la que le informó de su destitución “con efecto inmediato”. “Aunque aprecio enormemente que usted me informara, en tres ocasiones distintas, de que no estoy bajo investigación, aun así estoy de acuerdo con la conclusión del Departamento de Justicia de que usted no es capaz de liderar eficazmente el FBI”, dijo Trump. De esa manera, el gobernante republicano hace en la misiva una aparente alusión a la pesquisa de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sobre los nexos entre Rusia y la campaña electoral del magnate neoyorquino.

“Es esencial que encontremos un nuevo líder para el FBI que restaure la confianza del público en su vital misión de aplicación de la ley”, zanja el mandatario en la carta, divulgada por la Casa Blanca.

Comey se vio envuelto en la polémica antes de las elecciones presidenciales al informar al Congreso de una investigación sobre la entonces candidata demócrata, Hillary Clinton, por el uso que ésta había hecho del correo electrónico durante su etapa al frente del Departamento de Estado. De hecho, la apertura de esta investigación jugó en contra de la demócrata y aupó a Trump. El presidente tomó la decisión por recomendación del Fiscal General y del Departamento de Justicia que aconsejaron que Comey no estaba en la posición de liderar la oficina. Es más, su cese se produce después de su polémica declaración en el Congreso que obligó a la agencia a enviar una carta para corregir su testimonio sobre los correos de la asistente de Hillary Clinton.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »