La nación

Trump dice que Huawei es “muy peligrosa” pero abre la puerta a negociar el veto con Pekín

El presidente de EE UU, Donald Trump, habla con la prensa en la Casa Blanca este viernes. Leah Millis. Reuters

El presidente estadounidense utiliza el boicot a la firma china como baza negociadora en las negociaciones comerciales con el país asiático

24 de mayo de 2019 – Washington – Agencias.

Palo y zanahoria. El presidente de Estados Unidos ha hecho tambalearse al gigante Huawei al incluirla en una lista que impide a empresas estadounidenses trabajar con este fabricante chino de tecnología. El martes, anunció una tregua de tres meses. Y ahora entreabre la puerta a que todo pueda negociarse. Eso sí, dejando clara su opinión. “Huawei es muy peligrosa”, ha advertido Donald Trump la tarde del jueves, “desde un punto de vista de seguridad y militar”, justo antes de sugerir meter el veto en la negociación de un acuerdo comercial con Pekín.

Huawei es, a ojos de Trump, peligrosa, según ha señalado la noche del jueves. Y sin embargo, poco después, el presidente de Estados Unidos ha sugerido que el veto al gigante chino de las telecomunicaciones podría no ser más que un elemento negociador en la guerra comercial con Pekín. “Es posible que Huawei fuera incluida en un acuerdo comercial. Si alcanzamos un acuerdo, puedo imaginar que Huawei estuviera incluida de alguna manera o en alguna parte de un acuerdo comercial”, dijo Trump, al término de un evento que ha celebrado con granjeros en la Casa Blanca, en el que ha anunciado un plan de ayudas por valor de 16.000 millones de dólares a un sector agrícola golpeado por la guerra comercial con China.

Las declaraciones del presidente llegan apenas una semana después de que el Departamento de Comercio colocara a la compañía en una lista negra, prohibiendo a Huawei comerciar con empresas estadounidenses. Y chocan con la línea dura que viene manteniendo su Administración, que viene tratando al mayor fabricante de equipamiento de telecomunicaciones como una amenaza a la seguridad. Alegando dicha amenaza, basada en la posibilidad de que Pekín use a Huawei para espiar a otros países, Washington lleva meses presionando a sus aliados para que no recurran a la compañía china para desarrollar sus redes de tecnología 5G.

“Si pones tu información en manos del Partido Comunista chino, asumes de hecho un verdadero riesgo. Puede que no lo usen hoy, pero pueden usarlo mañana. Decir que no trabajan con el Gobierno chino es una afirmación falsa”, ha dicho este jueves el secretario de Estado, Mike Pompeo, en televisión. Huawei ha negado que Pekín haya solicitado acceso a sus productos y asegura que, si lo hiciera, se le negaría. La inclusión de Huawei en la lista negra impide a las compañías estadounidenses suministrar componentes a la compañía china, aunque el Gobierno anunció exenciones temporales durante tres meses.

El veto a Huawei ha alejado un poco más la posibilidad de alcanzar un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial entre las dos potencias, aunque Trump, con su habitual retórica ambigua, ha dicho este jueves sin entrar en más detalles que hay una “buena posibilidad” de lograrlo. La jugada recuerda a cuando Trump dijo el año pasado que las sanciones contra otro gigante chino de las telecomunicaciones, ZTE, podrían rebajarse en el marco de las negociaciones.

ZTE fue vetada en abril de 2018 en EE UU por violar las sanciones contra Irán y Corea del Norte. Tuvo que cesar sus operaciones y todo parecía imposible de solucionar. Y eso que algunos de sus componentes estaban presentes en multitud de teléfonos de varias marcas. Pero el veto se levantó en junio a cambio de una multa económica. La compañía se comprometió a pagar una sanción de 1.000 millones de dólares (unos 850 millones de euros) y aceptó que un equipo de supervisores vigile desde dentro que se cumplen los compromisos acordados.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »