La nación

Trump reconoce que Rusia está tras los ciberataques de las elecciones

11 de enero de 2017 – Washington – EFE.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, admitió hoy que Rusia está detrás de los ciberataques en las elecciones, pero negó cualquier vínculo con ellos, al tiempo que arremetió contra algunos medios de comunicación que así lo publicaron y a los que calificó de “basura”.

Primera rueda de Prensa de Donald Trump desde la que convocó en Florida a finales de julio pasado.

“Algo así nunca se debería haber escrito, nunca debería haber existido y desde luego nunca debería haberse publicado”, afirmó Trump en relación al informe de inteligencia que le señala como posible cómplice en los “hackeos” de Rusia a sistemas informáticos de Estados Unidos.

“El presidente (Vladímir) Putin de Rusia ha dicho que es una noticia falsa, que eso no pasó”, subrayó Trump ante los cientos de periodistas que asistieron a su primera rueda de prensa como presidente electo, que había despertado gran expectación.

El magnate, que asumirá la Presidencia de Estados Unidos el 20 de enero, criticó duramente a los medios de comunicación del país que publicaron la información el pasado martes, entre ellos el medio digital Buzzfeed y la cadena CNN, y afirmó que es un “escándalo” que ese documento haya visto la luz.

“Buzzfeed es una montaña de basura fallida”, aseveró el empresario neoyorquino, que también apuntó que la CNN está “esforzándose en darle más importancia” a las acusaciones de pactos con Rusia.

“Tu organización es terrible”, espetó Trump a un reportero de la CNN que trataba de plantear una pregunta. “Hacéis noticias falsas”, dijo en el abarrotado vestíbulo de la lujosa Torre Trump de Nueva York, donde se celebró la rueda de prensa.

Pese a negar cualquier tipo de conexión con los ciberataques de Rusia, el próximo mandatario estadounidense admitió por primera vez que Moscú es el responsable de los “hackeos” que sufrió Estados Unidos en 2016, durante la campaña electoral.

“’Hackear’ es malo, no tendría que haber ocurrido”, afirmó Trump. “Creo que fue Rusia”, añadió el magnate, que hasta ahora se había mostrado reacio a aceptar que el gobierno ruso fuera el responsable de las acciones de pirateo informático, que afectaron especialmente al bando demócrata.

El presidente electo apuntó sin embargo que estos ataques nunca pasarán mientras él esté al frente de la Administración, ya que está formando un equipo de los informáticos más reputados.

“Tenemos a algunas de las mentes informáticas más brillantes del mundo, a quienes hemos reunido. (…) Con ellos vamos a formar una defensa”, explicó.

Con respecto a la construcción de un muro a lo largo de la frontera que separa a Estados Unidos de México, una de las propuestas más polémicas de su campaña electoral, Trump insistió en que cumplirá con su promesa y que será el país vecino el que pague la infraestructura.

“No quiero esperar año y medio para hacer un acuerdo con México”, afirmó Trump sobre su intención de urgencia de la construcción.

“México pagará por el muro. (…) Va a pasar, ya sea por impuestos o con pagos”, recalcó.

Negocios personales

Trump también quiso aclarar durante su comparecencia de hoy que va a ceder todo el control de sus negocios a sus dos hijos adultos y a un colaborador, pero no liquidará sus activos en la empresa.

“Mis dos hijos (Donald Jr y Eric) van a seguir llevando mi empresa de forma muy profesional, y no van a consultar nada conmigo”, aclaró el próximo mandatario frente a una montaña de documentos con los que, según Trump, ha cedido el control de sus compañías.

Su abogada, Sheri Dillon, explicó además que la empresa de Trump no establecerá nuevos negocios en el extranjero durante su presidencia y que las operaciones domésticas serán objeto de una escrupulosa supervisión para evitar conflictos de intereses.

Aunque Dillon reveló los detalles de los planes de Trump con respecto a su gran cantidad de negocios, el magnate se volvió a negar a publicar información sobre el pago de sus impuestos, como se le pidió en numerosas ocasiones durante la campaña electoral.

“No voy a publicar la declaración de la renta porque aún la están auditando”, explicó Trump.

“Además, a los únicos a quienes les importa mi declaración de la renta es a los reporteros. Son los únicos que preguntan”, apuntó.

Pese a los ataques de Trump a los medios de comunicación, la marea de periodistas que asistió a la rueda de prensa planteó preguntas durante más de media hora, una comparecencia en la que también incluyó varios de los comentarios jocosos que suelen caracterizar sus apariciones.

“Si mis hijos hacen un mal trabajo con la Organización Trump, les diré: estáis despedidos”, zanjó el empresario neoyorquino, haciendo referencia a la conocida frase de su programa de telerrealidad “El Aprendiz”.

El documento de la polémica

El documento con información clasificada que la semana pasada se entregó al presidente saliente, Barack Obama, y a Donald Trump incluye una sección en la que se explican una serie de afirmaciones que aseguran que los servicios rusos de Inteligencia tienen material e información que compromete al magnate neoyorquino, tanto a nivel personal como económico.

Los informes citan viajes realizados por asistentes suyos supuestamente para concertar acciones con agentes rusos con el fin de realizar actos que pudieran beneficiarle en las últimas elecciones.

También mencionan una presunta grabación de vídeo en la que aparecería con prostitutas en un hotel de Moscú en 2013.

Todo ello lo negó Trump en la rueda de prensa y aseguró que cuando sale del país siempre es “extremadamente cuidadoso”, rodeado de guardaespaldas y colaboradores.

“Siempre les digo que sean muy cuidadosos en las habitaciones de los hoteles, porque puede haber cámaras”, insistió. “En esas habitaciones hay cámaras en lugares rarísimos, algunas muy pequeñas”, agregó.

Varias fuentes han confirmado en primer lugar a la cadena estadounidense CNN y posteriormente a otros medios, como el diario ‘The New York Times’, que si bien todavía no se han corroborado estas afirmaciones, se cree que las fuentes incluidas en el informe son lo suficiente creíbles como para incluir sus declaraciones en el informe.

Un alto cargo que ha tenido acceso al citado documento ha señalado que las acusaciones se han presentado, al menos en parte, para subrayar que Rusia posee información comprometedora de ambos candidatos pero que sólo publicó material que podría dañar a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

El pasado viernes los servicios de Inteligencia concluyeron que el presidente ruso, Vladimir Putin, “ordenó” una campaña que incluyó ciberataques contra instituciones estadounidenses con el objetivo de “ayudar” al magnate republicano a imponerse en las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre.

Tal y como recoge ‘The New York Times’, el FBI no ha confirmado todavía la veracidad de estas afirmaciones, si bien Washington parece haber evaluado las fuentes incluidas en el documento, tras lo cual las ha considerado creíbles.

Las citadas afirmaciones se han incluido en un adjunto de dos páginas al informe y abordan los contactos entre miembros del círculo próximo a Trump y representantes de Moscú. Asimismo, sugieren que Moscú dispone de cierta información dañina que podría servir para coaccionar al próximo inquilino de la Casa Blanca.

Este adjunto fue incluido en el informe, cuya mayor parte está clasificado salvo alguna información desclasficiada que se conoció el viernes pasado, acerca de la injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses.

Trump dice que es una «caza de burjas»

Por su parte, Trump ha respondido que “Rusia acaba de decir que el informe no verificado pagado por rivales políticos es ‘Una completa y total invención, un completo sinsentido’”, y ha calificado de “muy injusta” la situación.

En este sentido, ha asegurado que “Rusia nunca ha intentado tener influencia sobre mí”. “No tengo nada que ver con Rusia: Ningún acuerdo, ningún préstamo, nada de nada!”, ha insistido, ante las constantes críticas sobre su cercanía con Moscú y con el presidente ruso, Vladimir Putin, a quien ha elogiado pero al que no conoce en persona.

“Gané unas elecciones con facilidad, un gran ‘movimiento’ ha quedado verificado y los deshonestos oponentes intentan minimizar nuestra victoria con noticias falsas”, ha defendido el magnate, volviendo a emplear el término ‘crooked’ que empleó incansablemente durante su campaña hacia su rival demócrata, Hillary Clinton.

Por último, Trump ha considerado que “las agencias de Inteligencia nunca deberían haber permitido que esta noticia falsa se ‘filtrara’ a los ciudadanos”. “Un último tiro contra mí. Estamos viviendo en la Alemania nazi?”, se ha preguntado.

El magnate ya había tachado de “caza de brujas” la información publicada el martes por varios medios que apunta a que la Inteligencia de Rusia podría tener en su poder material e información comprometedora del magnate neoyorquino, tanto a nivel personal como económico.

Según los medios, el documento con información clasificada que la semana pasada se entregó al presidente saliente, Barack Obama, y a su sucesor incluye una sección en la que se explican estas afirmaciones acerca de información comprometedora del republicano. Dicha información aún no habría sido verificada por los servicios de Inteligencia y procedería de una única fuente, a la que sin embargo se habría dado credibilidad suficiente.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »