La nación

Trump y Clinton miden sus fuerzas en el primer debate

26 de septiembre de 2016 – Miami – Agencias.

Operarios trabajan en los preparativos del escenario de la Universidad de Hofstra, donde se celebra el cara a cara.

Operarios trabajan en los preparativos del escenario de la Universidad de Hofstra, donde se celebra el cara a cara.

¿Quién hubiera dicho hace un año que Donald Trump se impondría a sus rivales, incluido el cantado triunfador Jeb Bush, en la carrera hacia la nominación? Nadie. ¿Quién se hubiera atrevido a afirmar que Hillary Clinton pasaría más de un sudor para conseguir una nominación en la que, supuestamente, no tenía ningún rival? Nadie. ¿Quién hubiera pensado que, en vísperas del primer cara a cara, Trump tendría una ventaja de cinco puntos sobre su contendiente? Nadie. Sin embargo, ésa es la situación al final de la semana previa al primer pugilato directo entre ambos. En la actualidad, Trump contaría con un 44% de apoyos, mientras que Clinton tendría el 39%. Para ser sinceros, el avance de Trump ha sido sostenido durante las semanas precedentes. Hace dos, ya aparecía con una intención de voto del 42% sobre el 40% de Hillary, lo que significaba que había ganado seis puntos en siete días y pasado de ser el segundo a alzarse con la primera posición. De manera no menos notable, Trump cuenta con un apoyo mayor de los votantes tradicionales del Partido Republicano (76%) que los que respaldan en el seno del demócrata (75%) a Hillary. Un dato más especialmente revelador en una campaña donde ambos candidatos son aborrecidos por amplios sectores de la población. Entre los votantes del Partido Demócrata, un 14% prefiere a Trump sobre Hillary. Por el contrario, entre los republicanos sólo un 10% apoyaría a Hillary. De hecho, algunos piensan que el apoyo del antiguo presidente George H. Bush, lejos de ayudar a Hillary, la ha perjudicado, dado que la dinastía Bush no atraviesa desde hace tiempo por sus mejores momentos de popularidad.

Son distintas las razones propuestas como explicación al avance del magnate, y entre ellas resultan de especial relevancia los últimos atentados terroristas. Los encuestados están convencidos en su mayoría de que, de llegar a la Casa Blanca, Trump los protegería mejor que Hillary y, de hecho, uno de los anuncios publicitarios más machacados en todos los medios, incluido YouTube, insiste en la oportunidad de vivir con la seguridad que sólo garantizaría el candidato republicano. A día de hoy, son mayoría los que respaldan las propuestas de Trump de frenar la inmigración de personas procedentes de naciones donde hay terrorismo y los que se oponen a la propuesta de Obama de traer el año próximo más refugiados de África y Oriente Medio a Estados Unidos.

Por sectores de la población, Trump aventaja a Hillary entre los votantes masculinos, mientras que la demócrata sería la más votada por las mujeres, pero sólo cuatro puntos, una diferencia notable, pero no especialmente holgada si se tiene en cuenta el llamamiento continuo a las votantes por parte de la candidata demócrata. También la población blanca respalda con más entusiasmo a Trump, frente a una Clinton que cuenta con el respaldo mayoritario de los votantes negros y de una población hispana que en un 80% está formada por mexicanos.

¿Podría Trump alzarse con la Presidencia? Es muy pronto para lanzar pronósticos, y más cuando no se ha celebrado ningún debate público. Quizá, sólo quizá, mañana, el panorama quedará más despejado.

La amante de Bill Clinton

Los golpes de efecto son una de las mejores herramientas de Donald Trump. Por eso ayer amagó con invitar al debate a Gennifer Flowers, una mujer que en 1992 dijo haber tenido un romance con Bill Clinton.

34% de estadounidenses asegura que Trump saldrá victorioso del encuentro de hoy

El empresario anti Trump

Clinton anunció que tendría como invitado de honor en el plató donde se celebra el debate al multimillonario Mark Cuban, que ha sido especialmente crítico con la gestión empresarial del candidato republicano.

44% de ciudadanos considera que Clinton ganará el debate, según «The Washington Post».

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »