Mundo

Túnez levanta el estado de emergencia tres meses después del atentado en Susa

3 de Octubre de 2015 – Túnez – Agencias.

El primer ministro tunecino, Habib Essid, anunció hoy el levantamiento del estado de emergencia que se impuso en todo el país el pasado 4 de julio, apenas una semana después de que un yihadista asesinara a 38 turistas extranjeros en una playa de la localidad costera de Susa.

“La decisión de imponer el estado de emergencia tenia unos objetivos que han sido cumplidos, mejorando notablemente la seguridad del país”, explicó el jefe del Gobierno en una rueda de prensa.

La imposición de esta medida restrictiva, que finalmente ha durado tres meses, había sido ampliamente criticada por la oposición y los movimientos sociales ya que en su opinión suponía un regreso a las políticas de la dictadura y ponía por ello en peligro las libertades logradas tras la revolución de 2011.

La policía vigila las playas en el popular complejo turístico de Susa tras los atentados de julio. EFE/Mohamed Messara.

La policía vigila las playas en el popular complejo turístico de Susa tras los atentados de julio.
EFE/Mohamed Messara.

Durante el tiempo que ha estado en vigor, la Policía y la Guardia Nacional han practicado miles de arrestos en todo el país, en su mayoría de personas presuntamente vinculadas con grupos yihadistas.

Essid confirmó, asimismo, que no se ha pospuesto la conferencia nacional sobre terrorismo, como habían apuntado algunos medios, y aseguró que simplemente se busca una fecha adecuada para su celebración.

Además, defendió la decisión adoptada la semana pasada por su gobierno en Nueva York de sumarse a la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico que lidera Estados Unidos y aseguró que será “beneficiosa para Túnez”.

“El contexto nos exige una consolidación de la cooperación y el intercambio a través de los servicios de Inteligencia. Esta intervención tiene un importante beneficio político y estratégico, ya que Túnez está en guerra con el terrorismo”, señaló.

“Las prerrogativas del presidente de la República le permiten sumarse a este tipo de coaliciones sin necesidad de acudir al Parlamento”, explicó en respuesta a aquellos que han criticado que no se consultara.

En la misma línea, Essid recordó que, conforme a la Constitución, “Túnez no puede impedir a ninguno de sus ciudadanos regresar a su país”, ni siquiera a aquellos que lo han abandonado para sumarse a las filas del EI.

“Todos aquellos que retornen de Siria que hayan estado implicados en crímenes o pertenecido a banda terrorista serán arrestados de inmediato a su llegada y quedarán bajo vigilancia permanente, ya que suponen una amenaza para la seguridad nacional”, precisó.

Túnez, único país de la llamada “primavera árabe” que ha concluido una transición política, afronta un periodo de inestabilidad debido a la crisis económica y un violento brote del yihadismo.

Desde que en 2011 triunfara el alzamiento contra la dictadura de Zin El Abidín Ben Alí, radicales del grupo salafista Ansar al Sharia combaten a las fuerzas de Seguridad en las montañas del Kef y Kasserine, fronterizas con Argelia.

Su actividad se ha visto reforzada por la guerra civil en Libia, país en el que se han asentado cientos de tunecinos seguidores de Ansar al Sharia que han regresado de combatir en Siria e Irak en las filas del grupo Estado Islámico.

Con cerca de 3.000 voluntarios, según cifras oficiales, más de 5.000 según expertos independientes, los tunecinos constituyen la primera nacionalidad de combatientes extranjeros en las filas del grupo yihadista Estado Islámico.

Expertos consideran que cerca de un millar de ellos podrían haber regresado al país.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »