Editorial

Un Año 2012 con muchos altibajos

El año que acaba de terminar, este 2012, quizás no lo podamos catalogar dentro de los mejores, ni siquiera dentro de los regulares en el campo migratorio. En este escenario nos dejó amargos recuerdos y sólo se salva por la Acción Diferida, que dicho sea de paso, pudo haberse hecho mucho antes. Para la mayoría no fue de los mejores. En cambio en otros campos, como el científico y tecnológico, se sobró.

En el campo migratorio, el 2012  se caracterizó por batir todos los récords. Fue así, como en ese año bisiesto (para los agoreros), el gobierno impuso un nuevo récord de deportaciones y el Congreso se negó a debatir la esquiva reforma migratoria

Como una radiografía de los tres años anteriores, el 2012 se marcha con un nuevo récord de deportados, la preocupante cifra de 409,849. En el año fiscal 2011 la cifra alcanzó los 396,906, en 2010 fueron 392,862 y en 2009 registró 389,834. El gobierno asegura que la mayoría tenía antecedentes criminales, sin embargo, todos sabemos que también se fueron muchos que no los tenían y su único “pecado” era trabajar sin un permiso de estadía aquí como extranjeros, trabajar honestamente y con mucha tenacidad, así la paga no correspondiera a su esfuerzo y sobrepasara por mucho los estándares para ese tipo de labores. Muchos fueron víctimas de una mal llevada política migratoria que en su afán de deportar criminales, para “asegurar” las fronteras, aplicaron un “colador” mal elaborado, que también dejó pasar seres buenos que con su trabajo ayudaban a construir un mejor Estados Unidos.

Organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellas la Iglesia Católica, las iglesias Evangélicas, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y National Immigration Forum (Foro Nacional de Inmigración –NIF-), reiteran que entre seis a siete de cada 10 deportados no tenía antecedentes criminales graves que constituyeran una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos. Pero la Administración Obama reiteró su política de expulsiones y aseguró que seguirá apretando el paso en 2013, pese a los anuncios hechos tanto por demócratas como por republicanos de que se sentarán a la mesa para negociar una reforma migratoria.

En cambio, en el campo científico, sí realmente el 2012 fue un año muy especial.

La confirmación de la existencia del Bosón de Higgs, llamada por muchos “la partícula divina”, se puede decir que fue la gran noticia. Científicos del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) confirmaron el descubrimiento del Bosón de Higgs, partícula subatómica conocida popularmente como la “partícula de Dios”, esquivo componente que hace que todos los objetos del Universo tengan masa.

Este hallazgo científico, considerado el más importante del mundo en los últimos 100 años, fue anunciado por Joe Incandela, portavoz del detector Solenoide Compacto de Muones (CMS) del LHC, que desde hace años busca esta pequeña partícula subatómica, última pieza faltante del Modelo Estándar de la física, que explica todas las fuerzas del Universo. Dejó a muchos con interrogantes sobre nuestra creación y a los materialistas con más bases para afirmar que la materia es creada por el campo de bosones de Higgs, que se la aporta a las partículas de energía que por él pasan.

También la llegada del Curiosity a Marte constituyó una de las grandes noticias tecnológicas del año y quizás de muchos, por el impresionante derroche de tecnología mostrado en la precisión de su amartizaje.

Recordemos cómo en el pasado agosto la NASA informaba al mundo que el artefacto, del tamaño de un automóvil pequeño y de una tonelada de peso, se mantuvo en un curso perfecto en su viaje de casi nueve meses desde que despegó de la Tierra. El temor al fracaso de una misión de esta naturaleza superaba en este caso lo habitual: los cortes en su presupuesto habían obligado a la NASA a retirarse de la próxima misión a Marte, programada para el 2018, por lo que el Curiosity era la última oportunidad de explorar la superficie marciana para Estados Unidos -y quizás para el mundo- por los próximos cinco años.

En el campo político, las elecciones en Egipto, la primavera árabe y desde luego la reelección del Presidente Obama para un nuevo periodo en la Casa Blanca, marcaron los hechos más importantes del año que acaba de terminar.

En el deportivo, la excelencia de los juegos olímpicos de Londres, y sus plusmarcas fueron junto con los golazos y récords de un Lionel Messi inspirado, del portugués Ronaldo y un figura que avanza en la misma tónica de esos dos grandes, el colombiano Falcao, España, gran campeón del fútbol mundial; fueron algunos de los momentos para recordar en campo deportivo. Claro que fueron muchos más los instantes de gloria, pero sólo quiero destacar algunos fuera de serie.

Y en el campo de la música, los grandes que partieron: Sandro y Leonardo Fabio. El año 2012 estuvo marcado por muchas despedidas, algunas esperadas, pero otras inesperadas. Julio Alemán, la gran actriz Yolanda Mérida, Carlos Fuentes, Chavela Vargas, Jenni Rivera. Descansen en paz.

Son muchos los buenos y malos momentos de este 2012 que se fue, pero la verdad es que aún estamos aquí para darle la bienvenida a este 2013 que apenas comienza, con todas las páginas en blanco para que las vayamos llenando a medida que corran los días, las semanas y los meses, hasta que Dios nos lo permita. Por lo tanto, buena letra y buenas historias en las páginas que a cada uno nos toque llenar. ¡Muchas felicidades en este 2013.

El Director

Jairo Vargas 

Latino News, LLC

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »