Inmigración

Un año con más de 400 mil deportaciones

La Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés) informó el viernes pasado que el país deportó a 409.849 personas en el año fiscal 2012, de las cuales el 55% fueron declaradas culpables de delitos graves o delitos menores.

Esto supera el número récord de deportaciones de la Administración de Barack Obama, que en el año fiscal 2011 deportó a 396.906 personas y a más de 392.000 personas en el correspondiente a 2010.

El director de la ICE, John Morton, hizo el viernes el anuncio de las cifras y destacó la tendencia a incrementar las deportaciones de criminales como el principal motivo para la deportación.

De ellos, los 409.849 deportados, 225.390 fueron declarados culpables de delitos graves o delitos menores -casi el doble de los delincuentes deportados en el año fiscal 2008-.

Esto incluye a 1.215 extranjeros condenados por homicidio, 5.557 extranjeros condenados por delitos sexuales, 40.448 extranjeros condenados por delitos relacionados con las drogas, y 36.166 extranjeros condenados por conducir bajo la influencia de estupefacientes.

Nueva guía de retención nacional

Para centrarse aún más en aquellas personas que hayan cometido delitos penales más graves, la ICE también emitió el viernes una nueva guía de retención nacional.

“La ley inteligente y eficaz de inmigración se basa en el establecimiento de prioridades para la deportación”, dijo Morton.

La ICE también señaló que el 96% de las deportaciones se situaron en una categoría prioritaria.

“Si bien las deportaciones del año fiscal 2012 indican que continuamos avanzando en concentrar nuestros recursos en extranjeros criminales, con más delincuentes convictos deportados que nunca antes, constantemente buscamos formas de asegurar que estamos haciendo todo lo posible para utilizar nuestros recursos de manera que garanticen la seguridad pública”, añadió Morton.

“Los resultados históricos a lo largo de la frontera sudoeste se pueden atribuir a los esfuerzos conjuntos de los agentes de la Patrulla Fronteriza y los oficiales de la ICE”, apuntó la Oficina de Inmigración.

Como parte de los esfuerzos de la ICE, el sistema de inmigración trata de centrarse en los casos prioritarios, implementando políticas y procedimientos que aseguren que las leyes de inmigración se cumplan, pero también discriminen entre los casos que deben ser más urgentes por la naturaleza de los delitos cometidos.

Organizaciones pro inmigrantes en desacuerdo

Sin embargo, organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos la Iglesia Católica, las iglesias Evangélicas, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), el Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y National Immigration Forum (Foro Nacional de Inmigración –NIF-), reiteran que entre seis a siete de cada 10 deportados no tenían antecedentes criminales graves que constituyeran una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos. Pero la Administración Obama reiteró su política de expulsiones y aseguró que seguirá apretando el paso en 2013, pese a los anuncios hechos tanto por demócratas como por republicanos de que se sentarán a la mesa para negociar una reforma migratoria. / Efe y Agencias.

Foto: Foto de Efe.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »