Editorial

Un buen comienzo de año

Inicia el 2013 bajo un clima de incertidumbre en el campo económico que sólo se aclaró hasta el atardecer del primer día de 2013. Mientras usted decía feliz año en su casa, el Senado estaba debatiendo el acuerdo para evitar el abismo fiscal, que entraba en vigor a partir de las doce del 31 de diciembre de 2012,

Washington Awaits Start Of 112th CongressFue así como hasta las 2 de la mañana del primero de este año que está en sus albores, el senado por una gran mayoría aprobó las regulaciones que impedían que nuestra economía entrara en un precipicio fiscal con consecuencias tales como una nueva recesión, y cuyos efectos se harían sentir con más fuerza en las clases menos favorecidas y los ancianos. Sin embargo, como toda novela que se respete, no sabemos el final sino hasta el último minuto de su último capítulo, y fue así como una vez aprobada por el senado a las dos de la mañana del 1ro de enero, el proyecto se encaminó a la Cámara donde le esperaba un duro debate.

El tiempo comenzaba a jugar una mala pasada por la extinción y normas que regían, algunas desde la época de Bush y como se temía, en la Cámara las cosas no se presentaron nada fáciles. Hubo inclusive, debido a la propuesta de introducción de último momento de una enmienda al proyecto, que se temió por el derrumbe del acuerdo logrado en el Senado, pues si la enmienda hubiese encontrado eco en la mayoría de los representantes, hoy todavía estaríamos en el abismo fiscal. Una enmienda de último momento obligaría a retornar lo acordado de vuelta al Senado para una nueva discusión, lo malo es que ya el tiempo se agotaba. La legislación del Congreso terminaba el jueves (pasado) y el nuevo congreso entraría una vez el Presidente Obama asumiera para su nuevo periodo.

Afortunadamente, las cosas de último momento no sucedieron así y en la noche del primero de enero de este año nuevo renacieron las esperanzas para muchos de los estadounidenses al aprobar sin enmiendas de la Cámara de representantes lo acordado por el Senado, situación que le permitió al país abandonar el “precipicio fiscal” en el que entró a primera hora de este martes. Eso, desde luego, tranquiliza las aguas y aunque en algunos puntos sólo retrasa durante dos meses la discusión, como son por ejemplo: los recortes de gastos por $109 mil millones, que de otra manera comenzarían a reducir los presupuestos del Pentágono y otras numerosas agencias nacionales esta semana, las regulaciones aprobadas pusieron de excelente humor a todos los mercados. Las bolsas internacionales comenzaron el 2013 repuntando favorablemente, y aunque las palmas son para el Presidente Obama, no podemos dejar de abonarle a su Vicepresidente, Joe Biden, su parte de victoria por el excelente trabajo con el Senado, pues fue en últimas, quien logró llegar a un acuerdo con los republicanos de la Cámara alta. Como nota al margen: ya lograda la aprobación por ambas cámaras, el Presidente Obama retomó sus bien merecidas vacaciones que había suspendido en Hawaii.

Según el acuerdo, los impuestos permanecerán sin variación para la clase media y se incrementarán a individuos que ganen anualmente más de 400.000 dólares y a parejas que tengan ingresos de 450.000 dólares, niveles que rebasan los propuestos por el presidente Barack Obama durante su campaña en la que logró la reelección para un segundo periodo.

Fueron aplazados los recortes a los gastos por 24.000 millones de dólares en dos meses que afectarían al Pentágono y programas domésticos.

El acuerdo da tiempo a la Casa Blanca y los legisladores para que se reagrupen antes de que caigan rápidamente de nuevo en una nueva ronda de disputas presupuestarias peligrosas que con seguridad girarán en torno a las exigencias de los republicanos de frenar los costos al Medicare y a otros programas sociales.

Por lo pronto, las cosas pintan bien en muchos de los puntos acordados que marcan el inicio de su nuevo periodo en la Casa Blanca, cumpliendo en este aspecto con lo prometido durante su campaña: recordemos que una premisa central de su campaña fue la de cambiar el código fiscal que “beneficiaba demasiado a los ricos a expensas de la clase media trabajadora estadounidense”. “Esta noche hemos hecho esto, gracias a los votos de los demócratas y republicanos en el Congreso”, fueron las palabras del Presidente Obama luego de la aprobación en la Cámara del acuerdo logrado en el Senado y a la espera de su firma para entrar en rigor.

Como ven, todo un suspenso de novela fue el protagonizado en las cámaras y que no nos enteramos por los pitos, besos y abrazos, con lo que nosotros los latinos damos la bienvenida al nuevo año. Y aunque todavía le quedan capítulos a esta “novela de suspenso”, como es el que tiene que ver con la reducción el déficit de una forma equilibrada, para el cual como lo menciona el Presidente: “Podemos unirnos como demócratas y republicanos”.

Y refiriéndose a lo aprobado: “aunque negociará sobre muchas cosas, no tendré otro debate con este Congreso sobre si deberían o no pagar las deudas que ya se han contraído a través de las leyes que ya aprobaron”.

Esperemos que esta buena noticia sea el preludio de muchas más y que el tema migratorio, tan esquivo para la comunidad latina, por lo que a nosotros compete, encuentre eco esta vez sí, en las nuevas cámaras legislativas.

El Director
Jairo Vargas
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »