Mundo

Un detective, «sorprendido» por la cantidad de pornografía hallada en el ordenador del «número 2» de May

La primera ministra británica, Theresa May / Reuters

Neil Lewis habla por primera vez sobre el registro que realizó en 2008 en un ordenador de la oficina de Green como parte de una investigación acerca de unas filtraciones del Gobierno

1 de diciembre de 2017 – EFE.

Un antiguo detective de Scotland Yard ha admitido su “sorpresa” por la cantidad de imágenes pornográficas halladas en un ordenador de la oficina parlamentaria de Damian Green, “número dos” del Gobierno británico, revela hoy la BBC.

El detective Neil Lewis ha hablado por primera vez sobre el registro que realizó en 2008 en un ordenador de la oficina de Green como parte de una investigación acerca de unas filtraciones del Gobierno.

Estas revelaciones salen a la luz en el marco de las recientes acusaciones de presunto acoso sexual o conducta indebida contra políticos británicos, alentadas por el caso del productor de cine estadounidenseHarvey Weinstein, acusado por decenas de mujeres.

Lewis explicó a la cadena que el historial de internet del ordenador del despacho de Green indicaba que la pornografía había sido observada “extensamente” durante un periodo de tres meses.

Green, primer secretario de Estado y considerado como un viceministro, es una de las personas de mayor confianza de la primera ministra británica, Theresa May.

Lewis, que se retiró de la Policía en 2014, explicó que una serie de factores, como la forma de utilizar el ordenador, le indicaron que era Green el que accedía al material pornográfico.

Durante la investigación en 2008, Green, diputado por la circunscripción de Ashord (sureste de Inglaterra), era portavoz de Inmigración del Partido Conservador, por entonces en la oposición.

“El ordenador estaba en la oficina de Green, en su mesa, estaba conectado, tenía su nombre”, dijo Lewis, que en 2008 trabajaba como investigador de material electrónico para el SO15, como se llama al comando antiterrorista de la Policía.

“Mientras miraba la pornografía, estaba enviando correos electrónicos desde su cuenta, leyendo documentos. Es ridículo sugerir que cualquier otra persona lo estaba haciendo”, explicó el antiguo detective a la cadena pública británica.

Las alegaciones contra Green, de 61 años, ascendido por May en junio en un intento por consolidar su Gobierno, amplían el escándalo por presuntos casos de acoso sexual que afecta a políticos.

El mes pasado, Michael Fallon se vio obligado a dimitir como ministro británico de Defensa después de que una periodista revelase que el político se le había echado encima e intentado besarla durante un almuerzo de trabajo en 2003.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »