La nación

Un juez restaura la acreditación del periodista castigado por la Casa Blanca

Momento del incidente entre Donald Trump y Jim Acosta, el pasado 7 de noviembre en la Casa Blanca.

La Casa Blanca acata la orden, pero advierte de que desarrollarán reglas y procesos para garantizar conferencias de prensa “justas y ordenadas”

16 de noviembre de 2018 – Washington – Agencias.

A Donald Trump no le ha salido bien la jugada contra el periodista de CNN Jim Acosta. Después de que la Casa Blanca le retirara la semana pasada la acreditación permanente al reportero acusándolo de “poner sus manos” sobre una becaria en una tensa conferencia de prensa, primero los medios, y ahora el ámbito legal, le han dado la espalda al mandatario. El juez Timothy Kelly, nombrado por Trump el año pasado, ha emitido una orden temporal que exige que la Casa Blanca restablezca el acceso de Acosta hasta que se realice una audiencia completa sobre el caso. La secretaría de la presidencia confirmó que acatarán el dictamen, pero que establecerán nuevas reglas para las ruedas de prensa. CNN interpuso una demanda contra el republicano y otros cinco miembros de su equipo por considerar “injusta” la sanción.

La decisión del juez es el primer paso para una posible derrota en la cruzada de Trump contra la prensa, a la que denomina “el enemigo del pueblo”. El republicano defendió este viernes en un acto sobre ciberseguridad la importancia de la libertad de prensa, pero sostuvo que “hay que actuar con respeto”.  A su vez, aprovechó la oportunidad para amenazar a quienes no cumplan con el protocolo: “Si no escuchan las reglas y regulaciones, volveremos a la corte y ganaremos”. CNN agradeció el resultado y a los que los que apoyaron “una prensa libre, fuerte e independiente”. “Esperamos una resolución completa en los próximos días”.

El fallo de Kelly es un espaldarazo a la demanda interpuesta esta semana por CNN y Acosta contra el mandatario y otros cinco miembros de su equipo, alegando que el veto violaba dos enmiendas constitucionales, entre ellas la que consagra la libertad de prensa. Kelly dijo que la Casa Blanca negó el derecho de Acosta al debido proceso al suspender su credencial sin previo aviso, como obliga la ley. La Administración restablecerá el pase y agregó que desarrollarán reglas y procesos para garantizar conferencias de prensa “justas y ordenadas” en el futuro. “Debe haber decoro en la Casa Blanca”, rezaba el comunicado.

Fox News, la cadena de televisión favorita del presidente estadounidense, y The Wall Street Journal, ambos medios propiedad de News Corp, apoyaron la demanda contra la Casa Blanca. El dictamen de Kelly tiene efecto inmediato. Ahora Acosta tiene la oportunidad de persuadir a la Administración para que le devuelvan la credencial permanente. El litigio se encuentra en sus primeras etapas y un juicio podría durar meses.

El embrollo legal es consecuencia de la rueda de prensa en la Casa Blanca sobre los resultados de las elecciones legislativas. Fue entonces cuando el presidente mantuvo un encontronazo con Acosta, un blanco recurrente de sus críticas. “Eres una persona grosera y terrible. No deberías estar trabajando para la CNN”, espetó Trump mientras el reportero intentaba hacerle una pregunta sobre la trama rusa. Horas más tarde el reportero no pudo acceder a una conferencia porque su credencial estaba bloqueada. La Casa Blanca culpó a Acosta de “poner sus manos” sobre una becaria que trató de retirarle el micrófono una vez que Trump le había quitado el turno de palabra.

Antes de presentar la demanda, Acosta alegó que la acusación en su contra era falsa. Para reforzar la tesis de la Administración, la portavoz presidencial, Sarah Sanders, difundió un vídeo del incidente, que según los expertos visuales estaba alterado para exagerar el contacto entre el brazo del periodista y de la empleada.

Los rifirrafes entre Trump y Acosta tienen larga data. La primera rueda de prensa que ofreció el mandatario marcó el precedente de la complicada relación que han mantenido en estos dos años. El entonces nuevo inquilino de la Casa Blanca regañó al reportero y le soltó una frase que se convirtió en un emblema trumpiano: “Vosotros sois fake news (noticias falsas)”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »