Mundo

Un nuevo bombardeo sobre Hula causa un gran desplazamiento de población en Siria

EFE – El Ejército sirio bombardeó de nuevo la zona central de Hula, escenario el pasado viernes de una masacre, en un ataque que destruyó numerosas viviendas y obligó a gran parte de la población a desplazarse en busca de refugio, informaron a Efe fuentes opositoras.

Un activista de Hula, que se identificó como Abu Usama al Homsi, aseguró vía internet que desde primera hora de la mañana tropas regulares atacaron con armamento pesado las localidades de Taldo y Kafarlaha, situadas igualmente de la provincia de Homs.

En esta última, una veintena de casas quedaron desplomadas por los bombardeos y casi el 90 por ciento de los habitantes huyeron a otras regiones más seguras, agregó Al Homsi, antes de señalar que también causaron incendios en tierras de labor.

En su opinión, el ataque buscaba interrumpir la actividad de los miembros del rebelde Ejército Libre Sirio (ELS), que entraron días atrás en la zona para evacuar a los heridos de la masacre del viernes, en la que al parecer murieron más de un centenar de personas.

El subsecretario general de la ONU para las Operaciones de Paz, Hervé Ladsous, afirmó el martes que la referida matanza lleva el sello del Gobierno sirio, aunque reconoció que la milicia progubernamental “shabiha” es “probablemente” responsable de buena parte de los muertos civiles.

La provincia de Homs, uno de los principales feudos opositores, volvió a ser una de los más castigadas este martes por la represión de las fuerzas gubernamentales, que también bombardearon la ciudad de Al Qasir.

Según un comunicado del grupo opositor Comités de Coordinación Local (CCL), al menos 15 personas perecieron en acciones armadas del régimen, cifra a la que se añaden diez víctimas mortales más en otras áreas del país.

El Ejército sirio bombardeó, asimismo, la población de Hush Hamad en la provincia meridional de Deraa, mientras que la localidad de Maraa, en Alepo, fue atacada con helicópteros, agregó la fuente opositora.

Además, hubo protestas estudiantiles para pedir la caída del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en varias ciudades en las provincias de Alepo (norte), Idleb (norte), Rif Damasco (este) y Hama (centro).

Según datos de la ONU, más de 10.000 personas han perdido la vida en Siria desde que el Gobierno decidiera reprimir por la fuerza las protestas populares en demanda de reformas que estallaron en marzo de 2011.

Desde entonces, el país está inmerso en una espiral continua de violencia, que no cesa pese al alto el fuego propuesto por la ONU y aceptado por el régimen y la oposición armada desde el pasado 12 de abril.

Foto: Imagen distribuída por la plataforma de ciudadanos sirios Houla Media Center el 26 de mayo, que muestra a trabajadores de Cruz Roja atendiendo a heridos de la masacre de Hula, en la provincia siria de Homs, registrada el 25 de mayo. EFE

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »