Mundo

Un río de chocolate caliente vertido por un camión, corta el tráfico de una autovía en Polonia

Las tareas de limpieza tras el accidente, que no produjo víctimas mortales, se complicaron al endurecerse el líquido al contacto con el sol. El conductor del vehículo de gran tonelaje, el único herido

10 de mayo de 2018 – Agencias.

Los conductores que el miércoles se quedaron atascados en mitad de la autovía A2, que une las localidades de Wrzesnia y Slupca, en el oeste de Polonia, se llevaron una gran sorpresa al comprobar el motivo que les dejó atrapados durante horas. Un camión cisterna, que transportaba 12 toneladas de chocolate, se vio envuelto en un accidente de tráfico. El derrame del líquido dulce (a temperaturas elevadas) se convirtió en un inmenso río y obligó a cortar ambos sentidos de la carretera, según informaron las autoridades locales. El vehículo pesado volcó por razones que aún se desconocen contra las barreras metálicas que delimitan la mediana y el vertido alcanzó las ruedas de otros turismos extendiéndose varios kilómetros.

Las tareas de limpieza fueron arduas. El principal obstáculo no solo era apartar el camión del asfalto, sino eliminar los restos del chocolate caliente ya endurecido por el sol y con el contacto al aire libre. “Este líquido es mucho peor que la nieve cuando se solidifica”, argumentó Bogdan Kowalski, el responsable del cuerpo de Bomberos de Slupca, a la cadena privada TVN24.

En un primer momento, varios obreros pertrechados con palas intentaron limpiar la zona, pero tuvieron que dar paso a una pala mecánica para acelerar el proceso. Para erradicar por completo la enorme mancha marrón los bomberos recurrieron a máquinas limpiadoras de nieve que lanzan chorros de agua caliente a presión.

Por fortuna, no se registraron víctimas mortales ni heridos de consideración, salvo el conductor del vehículo siniestrado, que fue trasladado al hospital con una fractura en el brazo. El incidente, que ocurrió durante la mañana, no implicó a más turismos al haber menos tránsito.

Los accidentes entre estos vehículos de gran tonelaje suelen ser aparatosos cuando sufren este tipo de accidentes. El junio del año pasado, en uno de los accesos a la ciudad de Soria (de casi 40.000 habitantes) el vuelco de un camión que transportaba cerdos obligó a cortar el tráfico durante al menos cuatro horas. En apenas dos meses, otro camión derramó dos toneladas de coque de refinería cerca de la playa de La Arena, en Muskiz, Bizkaia.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »