Mundo

Un submarino egipcio busca los restos del avión de EgyptAir

París – Agencias.

Un submarino del Ejército egipcio busca desde esta maña al avión de Egyptair, que se estrelló el pasado jueves en aguas del Mediterráneo, para intentar localizar sus restos, ha revelado el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, quien ha advertido además de que la investigación abierta tardará un tiempo en llegar a conclusiones.

Ropa y parte de los asientos rescatados del mar en el lugar del siniestro.

Ropa y parte de los asientos rescatados del mar en el lugar del siniestro.

La Oficina de Investigación y Análisis de accidentes aéreos en Francia (BEA) confirmó ayer que el A320 de EgyptAir, que se hundió el jueves frente a la isla de Cárpatos, envió mensajes automáticos indicando que había humo en la cabina del avión.

Los detectores de humo se activaron pocos minutos antes de que el avión cayera en el mar Mediterráneo con un total de 66 personas a bordo. Si el origen de ese humo fue un accidente técnico o si se trataba de un acto deliberado con fines terroristas, sigue siendo una gran incógnita, aunque los mensajes automáticos que emitió el avión antes de hundirse ofrecen elementos sobre los minutos previos a la catástrofe, lo que permite pensar que pudo producirse un incendio en el avión. Llegó a enviar varios mensajes de error durante unos dos minutos a través del sistema Acars (Aircraft Communication Addressing and Reporting System), que permite a la compañía aérea seguir en tiempo real el desarrollo de la trayectoria del avión.

El MS804 de EgyptAir había despegado del aeropuerto Charles de Gaulle poco después de las once de la noche del miércoles, y cuando llevaba unas tres horas y media de vuelo, los sistemas de transmisión comenzaron a señalar varias anomalías. Lo primero fue la detección de humo en el interior de la cabina: a las 2:26 (hora local) se detectó la presencia de humo en los lavabos, a las 2:27 el humo se había extendido a la bodega, en la zona situada bajo la cabina. Dos minutos más tarde, el avión envió otros dos mensajes de error de la FCU (Flight Control Unit), el primero indicando que el panel de comando del piloto automático no funcionaba, y el segundo advirtiendo que el sistema que envía las órdenes al comando, tampoco marchaba con normalidad.

Esta fue la última información que envió antes de efectuar dos giros bruscos y sufrir una caída brutal de 7.000 metros en dos minutos. La aeronave cesó de enviar mensajes a las 2:33 y desapareció de los radares a las 2:45, poco antes de hundirse finalmente en el mar, a menos de 300 kilómetros de las costas egipcias.

El primer medio en revelar estos mensajes fue «The Aviation Herald», una web especializada en información aeronáutica, y fueron posteriormente confirmados por la BEA en Francia.

Jean-Paul Troadec, experto en aeronáutica y antiguo director del BEA, indicó a France Presse que el hecho de que se detectara humo no explica las causas del accidente: «Todo lo que se puede decir en estas circunstancias es que ha habido humos. Esos humos pueden deberse a un incendio en el avión causado por un problema técnico, puede ser también una explosión… Pero es demasiado pronto para elaborar hipótesis».

El hecho de que los pilotos no enviaran ningún tipo de mensaje solicitando ayuda no significa nada, según Troadec, para quien «enviar un mensaje no es la primera urgencia», sino combatir ese humo y sus causas.

En París, el ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault, insistió ayer en que «todas las hipótesis son examinadas y ninguna es privilegiada». El jefe de la diplomacia gala intervino brevemente ante la prensa tras una reunión en el Quai d’Orsay con las familias de las víctimas francesas y los embajadores de los otros once países a los que pertenecían el resto de los fallecidos en el accidente del Airbus A320 de EgyptAir. «Las informaciones que circulan a veces son contradictorias y dan lugar, demasiadas veces, a interpretaciones casi definitivas», alertó Ayrault.

También les transmitió la compasión y solidaridad del Gobierno y les prometió «transparencia sobre las circunstancias de la desaparición del avión», en el que volaban sus familiares. La reunión transcurrió en buenos términos aunque algunos familiares manifestaron su impaciencia e incomprensión por ver las informaciones publicadas antes de que se las hubieran transmitido.

Por su parte, durante el día de ayer, el Ejército egipcio publicó las fotos de los primeros restos del avión recuperados, entre ellos un asiento, un chaleco salvavidas, una mochila y un trozo de la nave. Mientras, continuaron las labores de búsqueda del resto del avión y, sobre todo, de las cajas negras, que todavía no han aparecido aunque ayer la cadena estadounidense CBS afirmó que habían sido localizadas.

Denuncia millonaria contra Putin

Familiares de las víctimas del accidente del avión de Malaysia Airlines en Ucrania el 17 de julio de 2014 exigen a Rusia que pague una indemnización de 10 millones de dólares por persona por el derribo del vuelo MH17 con un misil Buk de fabricación rusa, informó ayer la cadena de televisión pública Nos. Un total de 33 familiares de víctimas de Australia, Malasia y Nueva Zelanda han presentado la denuncia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »