La nación

Un superviviente de la masacre de Las Vegas hace un año muere en el tiroteo de Thousand Oaks

Imagen tras el tiroteo. En el recuadro, fotografía de redes sociales de Telemachur Orfanos.

Telemachus Orfanos, de 27 años, murió ayer por las balas de un exmarine, que mató a 12 personas

9 de noviembre de 2018 – Agencias.

Telemachus Orfanos es el nombre de una de las víctimas del tiroteo de ayer en California, en Thousand Oaks, en el que murieron 12 personas además del presunto asesino, un ex marine de 29 años, ex veterano de guerra y con síndrome de shock postraumático tras su paso por el frente.

El de Orfanos sería uno más de los miles de nombres que engrosan las listas de los asesinados por armas de fuego en Estados Unidos, uno más de los caídos en los ya habituales tiroteos masivos en aquel país. Sin embargo, Telemachus, un joven de 27 años, había sobrevivido a la masacre de Las Vegas de hace un año, cuando Stephen Paddock, un jubilado de 64 años, provocó el tiroteo más mortífero de la historia de Estados Unidos, con 59 muertos.

Ahora, el infortunio le llevó al Borderline Bar and Grill, un bar donde se celebraba una fiesta universitaria dedicada al country. Según testigos citados por la filial local de NBC, un hombre armado irrumpió en el local y realizó en torno a una veintena de disparos de forma indiscriminada.

Una de las víctimas fue Telemachus. El año pasado en Las Vegas también se celebraba un concierto de country, razón por la que algunas personas que estuvieron allí estaban también en el Borderline Bar and Grill.

La madre del joven, Susan Schmidt-Orfanos, ha pasado por las cámaras de televisión y ha dejado claro que no quiere que le digan que lo sienten mucho, que solo exige que el Congreso actúe para que nadie más se vea en la situación de que su hijo no regrese a casa.

“Mi hijo estaba en Las Vegas con muchos de sus amigos y regresó a casa”, dijo la mujer al Canal 7 de ABC en Los Angeles. “Anoche no regresó a casa. Y no quiero oraciones, no quiero pensamientos, quiero control de armas y ruego a Dios que nadie más me envíe sus oraciones. Lo que quiero es control de armas. !No más armas!”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »