Mundo

Una espeluznante moda inmobiliaria

Últimamente, existe una marcada tendencia en Hong Kong, China, a buscar viviendas que hayan sido el escenario de una muerte trágica o asesinato, con el fin de obtener precios bajos… y, ¿por qué no?, tener un “amigable” inquilino: un fantasma.

La antigua superstición china de que las energías de los antiguos habitantes de una casa pasan a los nuevos habitantes, baja considerablemente las posibilidades de que una vivienda sea comprada, por lo cual también bajan los costos, y ese es el tipo de edificaciones que buscan los cazadores de ofertas.

Aunque los creyentes del Feng Shui creen en esta superstición, los extranjeros en China no tanto, por lo cual buscan casas donde hayan ocurrido tragedias, pues suelen ser entre 20 y 40% más baratas (según el hecho) y, además, tienen una interesante historia para contar. / Agencias.

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »