Editorial

Una luz de esperanza

Una luz de esperanza

16 de julio de 2020 – por: El Director.

Dentro de un mundo lleno de noticias pesimistas con respecto al COVID-19, es muy reconfortante encontrar varias notas científicas comprobadas que nos llenan de esperanza y positivismo para el manejo de pandemia que ya ha infectado en EE. UU. alrededor de 3,600,000 personas y ha cobrado la vida de más de 140,000, datos que algunos estiman están por debajo de la realidad.

Dentro de estas buenas noticias en la lucha contra el coronavirus destacamos: posibles tratamientos, vacunas y medidas que definitivamente alejan el contagio.

Son muchos los laboratorios y de diferentes países que, sin descanso, trabajan por encontrar una vacuna eficaz y lo bueno es que ya existen algunas con resultados muy prometedores. Se descubrió que una vacuna contra el covid-19 desarrollada por la compañía de biotecnología Moderna en asociación con los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. indujo respuestas inmunitarias en todos los voluntarios que la recibieron en un estudio de Fase 1. Estos primeros resultados, publicados en el New England Journal of Medicine el martes, mostraron que la vacuna funcionó para desencadenar una respuesta inmune con efectos secundarios leves: fatiga, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor en el lugar de la inyección, convirtiéndose en el primer candidato a vacuna estadounidense para publicar resultados en una revista médica revisada por pares. Se espera que la vacuna comience a fines de este mes en un gran ensayo de Fase 3, la etapa de prueba final antes de que los reguladores consideren si deben poner a disposición la vacuna. Moderna señaló en un comunicado de prensa el martes que, si todo va bien en futuros estudios, “la compañía sigue en camino de poder entregar aproximadamente 500 millones de dosis por año, y posiblemente hasta mil millones de dosis por año, a partir de 2021”.

La vacuna sabemos que será la solución para evitar contagiarnos, pero que sucede cuando ya nos hemos infectados y estamos ante una situación crítica en el hospital. En ese escenario se han probado dos tratamientos con éxito entre muchos otros uno de ellos es la Dexametasona, la medicina que da esperanza a pacientes graves de covid-19. Según investigadores en el Reino Unido, la dexametasona, un medicamento de esteroides ampliamente disponible, puede ser clave para ayudar a tratar a los pacientes más enfermos de covid-19 en el hospital que requieren ventilación u oxígeno. Sus hallazgos son preliminares, aún se están compilando y no se han publicado en una revista revisada por pares, pero un experto externo calificó esto como un “avance”. se encontró que un régimen de dosis bajas de dexametasona durante 10 días reduce el riesgo de muerte en un tercio entre los pacientes hospitalizados del ensayo que requerían ventilación.

Otro tratamiento el denominado: “un puente de inmunidad” antes de que una vacuna esté disponible. Corresponde a una terapia de anticuerpos monoclonales. Dichos anticuerpos provienen de personas que se han recuperado del coronavirus. Luego, los investigadores toman la sangre, seleccionan los anticuerpos más potentes y los convierten en un medicamento. Una compañía, Regeneron Pharmaceuticals, espera tener un tratamiento disponible para pacientes al final de este verano. La terapia de anticuerpos monoclonales es una versión moderna del plasma de convaleciente, en el que una persona que se ha recuperado del coronavirus dona sangre a alguien que está actualmente enfermo.

El remdesivir es hasta el momento el único medicamento probado para covid-19. Pero tiene unas limitaciones… Los investigadores publicaron el pasado 22 de mayo los datos que llevaron al gobierno federal a recomendar el uso del medicamento antiviral remdesivir en pacientes con coronavirus muy enfermos, pero dicen que el medicamento por sí solo no será suficiente para ayudar a los pacientes. Dada la alta mortalidad a pesar del uso de remdesivir, está claro que el tratamiento solamente con un medicamento antiviral probablemente no sea suficiente, agregaron.

Definitivamente el uso de Las mascarillas y el distanciamiento social son nuestra mejor arma. El “estudio más completo hasta la fecha” encontró que la distancia física (optima, 2 metros) y el uso de un tapabocas o barbijo eran las dos mejores formas de prevenir la transmisión del nuevo coronavirus.

Por otra parte, también el uso de plasma convaleciente es muy alentador, dicen los investigadores

Los pacientes hospitalizados por covid-19 parecen tener mejores resultados cuando reciben infusiones de plasma convaleciente lleno de anticuerpos, según un estudio publicado el 22 de mayo.

Como se puede ver por este editorial, ya hay varios focos de luz de buena esperanza al final del túnel del tenebroso COVID-19 y es mejor siempre; pensar positivamente en que ya pronto tendremos tratamiento y vacuna eficaz para protegernos, que mirar apesumbrados, lamentándonos  con las notas pesimistas que a diario nos inundan. Cuídate, así proteges a los que más quieres.

 

El Director
Ing. Jairo Vargas
jairo@latino-news.com
Latino News, LLC

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Lo más leído

To Top
Translate »