NOVEDADES

Una pareja británica da a luz a una hija blanca y otra de color, un caso entre un millón

El extraño caso de las mellizas en blanco y negro

Mamá mestiza, papá mestizo, una hija blanca y la otra negra. Así es la familia Frazer, un matrimonio británico y sus dos hijas mellizas que han nacido cada una con un color de piel. No ha faltado quien ha torcido el gesto ante los padres al verlas por la calle.

4 Septiembre 12 – – Agencias

Oswald y Pamela Frazer llevan la diversidad tatuada en la piel. Ambos son mestizos y comparten ascendencia americana, africana y europea. Pero lo que no esperaban es que lo que la naturaleza mezcló en ellos se volviese a separar, como por arte de magia, en sus dos mellizas recién nacidas.

Una de ellas, Candice Anne, tiene el pelo y los ojos negros y la piel indudablemente oscura. Su hermana, Llilly Aleisha, presume de tez blanca, ojos claros y el pelo rubio. Pero son hermanas, nacidas de los mismos padres y con cierto parentesco en el rostro pese a no compartir la misma gama de colores.

Las dos niñas son mellizas y por tanto fueron fecundadas en dos óvulos separados por espermatozoides distintos, lo que permite que se den particularidades como el distinto color en la piel. No obstante, según les comentó el médico, casos como éste se dan sólo en uno de cada un millón de partos de mellizos, aunque son más habituales en hermanos de distintas edades.

“Al menos no las confundiré”

Su historia la ha revelado el diario británico The Sun, que ha llevado a la sonriente familia, padre, madre e hijas, a su portada. Oswald Frazer, el padre, admite que la primera vez que vio a sus hijas le dio un vuelco el corazón. “Las amé nada más verlas. Cuando nacieron eran muy parecidas, pero ahora no lo son tanto”, reconoce.

Su mujer prefiere ver el lado bueno a tener unas hijas tan especiales desde el mismo momento de su nacimiento. “Al menos no puedo confundir una con otra”, bromea. “Esto las hace más especiales todavía”, añade.

Tanto Pamela como Oswald llevan a gala la mezcolanza de razas que les ha permitido tener a dos mellizas tan distintas a los ojos de los demás. “Mi madre tiene ascendencia jamaicana, africana e irlandesa y mi padre es un judío blanco –explica Pamela-. El padre de Oswald es jamaicano y su madre jamaicana e irlandesa”.

Ambos admiten que han tenido que soportar ya alguna que otra cara de sorpresa en la calle cuando alguien se asoma al ver a las pequeñas. Una negra, otra blanca. A Oswald los posibles equívocos, desde luego, no le quitan el sueño.

Como recuerda el diario británico, Pamela y Oswald no son la primera pareja en tener mellizos con distinto color de piel. Hace cuatro años se conoció el caso de Dean Durrant y Alison Spooner, una pareja también mestiza de Fleet, Hampshire (Inglaterra), que tuvo una niña blanca y otra negra. Pero lo más increíble de todo es que el parto se repitió después con otras dos pequeñas. Una de ellas era blanca. La otra, cómo no, negra.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »