Latinoamérica Hoy

Una red de abusos sexuales en las canteras del fútbol conmociona Argentina

Sede del Club Atlético Independiente en Buenos Aires. LAURA CANO. AFP.

Los adultos violaban a adolescentes pobres a cambio de zapatillas o unos pocos pesos. Hay denuncias en las academias de Independiente y River Plate

2 de abril de 2018 – Buenos Aires – Agencias.

La fiscal del caso, María Soledad Garibaldi, aún está impactada de lo barato que era para los pedófilos abusar de un menor. “Les daban 200 pesos [8 euros], unos calzoncillos, una carga en la tarjeta SUBE [el abono de transportes], y ellos accedían. Son chicos pobres, lejos de sus casas, sin sus padres, muy vulnerables”, cuenta. Garibaldi lleva adelante una investigación que ya ha enviado a la cárcel a cinco pedófilos y conmociona Argentina, porque muestra una red de abusos a menores desde 14 años de las inferiores del fútbol, en un país en el que este deporte es la única manera de salir de la pobreza de miles de niños que salen de sus pueblos y van a vivir a residencias de los clubes grandes con la esperanza de triunfar. Y era allí donde los buscaban los pedófilos, siempre a los más pobres. Hay siete menores que han denunciado abusos en el club Independiente, el caso que lleva la fiscal Garibaldi. Pero ahora además ha surgido otra denuncia de abusos en las inferiores de River Plate, que ha presentado una médico que trabajó allí entre 2004 y 2011. El escándalo crece y poco a poco más adolescentes parecen animarse a denunciar las violaciones.

El fútbol domina casi todo en Argentina. Por eso el impacto de una noticia así es mucho mayor en un país donde la pelota es religión y todos los niños y niñas sueñan con jugar en las inferiores de su club. Miles de padres viven estas horas aterrorizados con la idea de que sus hijos, que viven en esas pensiones de los clubes o pasan allí buena parte de la semana, hayan sufrido abusos similares. Pero la fiscal Garibaldi explica que los pedófilos solo abusaban de los chicos especialmente desprotegidos.

“Durante la investigación hemos visto que los pedófilos no conseguían acceder a los chicos que tenían un poder adquisitivo más alto o algún representante. Esos chicos enseguida bloqueaban en whatsapp o en las redes sociales a los pedófilos. Pero los otros, los más pobres, sí aceptaban. Les ofrecían un poco de plata, pagarles un viaje al interior para ver a sus padres, unos botines nuevos. Son chicos que no tienen manera de conseguir todo eso. Les citaban en algún departamento que tenían reservado para esto y abusaban de ellos. Les pagaban entre 200 y 800 pesos, en función de lo que les hacían”, señala la fiscal. Entre los detenidos hay un árbitro, Martín Bustos, un famoso representante de actores, Leonardo Cohen Arazi, un representante de jugadores, Alejandro Carlos Dal Cin, y un organizador de torneos infantiles. Juan Manuel Díaz Vallone.

El caso crece

La investigación en Independiente, que el club ha ayudado a llevar adelante porque la primera denuncia surgió de su propio psicólogo, alarmado ante el relato de uno de los menores, ya causó un gran impacto. Pero la llegada de una nueva denuncia en River Plate, de cuyas inferiores han salido algunas de las estrellas mundiales del fútbol argentino, ha multiplicado el escándalo. Este caso parece aún menos desarrollado, porque no son los menores los que denuncian, sino una médico que trabajó en el club y fue despedida en 2011. Allí los abusados serían al menos tres, dos chicos y una chica. River asegura que se pone a disposición de la justicia para aclarar la denuncia, pero aún no hay datos concretos de abusados ni abusadores. Lo que sí parece bastante claro es que el mundo de las inferiores del fútbol parece el lugar ideal para que los abusadores se aprovechen de menores especialmente vulnerables.

“Los chicos lo tenían casi naturalizado. Casi todos tienen novia, para ellos era solo plata. Era su manera de acceder a cosas inalcanzables como unos botines nuevos. Ahora, cuando saltó todo, empiezan a darse cuenta de que son víctimas. Estas personas saben que son vulnerables. Están lejos de sus padres, muchos no tienen ni plata para ir a verlos. Se pasaban entre los abusadores los números de los chicos que estaban más dispuestos”.

El escándalo ha desatado en las redes sociales todo tipo de rumores sin ningún dato fiable de posibles usuarios de estas redes, pero la fiscal insiste en que los únicos abusadores que tienen confirmados son los que están detenidos. Los chicos, al menos delante de ella, no han hablado de nadie más. La investigación acaba de empezar y ella está convencida de que saldrán más abusados y más abusadores, pero de momento son los detenidos. “Tengo un cuarto lleno de videos, CD, pen drives, que aún no hemos podido analizar. Vamos a ver qué tenemos ahí. Y hay muchos teléfonos que tenemos que cruzar. Aún queda mucho por descubrir”, sentencia. El fútbol argentino, que ya ha tenido varios escándalos por corrupción y violencia entre ultras, ahora además es el epicentro de un inédito escándalo de abusos sexuales.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

To Top
Translate »